4 de julio de 2012

desde el extremo de una rama




 
imagen tomada de la siguiente web de  cine  // sónicos


Desde el extremo de una rama
gotea suavemente el rocío matinal
la gente se despierta
algunos gritan
no sin temor
se despelleja el cielo de su manto gris.

12 comentarios:

  1. En el extremo la lucidez y el augurio. La fragilidad grita. Pero también la belleza y el verso..Bicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. justo ahí donde se extiende el pliegue, no sé con qué atribución pero sí cuando sucede, el deseo toma forma, a veces frágil, y otras en cascada...bicos

      Eliminar
  2. Me gustaría gritar más a menudo sin temor. Gritar un poema tuyo sería una maravilla :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. matar civilizaciones y espectación, pero mis poemas son simples briznas que se cuelgan del vacío

      Eliminar
  3. la gente se despierta
    algunos gritan
    ¿Gritan porque se despiertan?
    ¿o se despiertan porque gritan?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tal vez en la genealogía
      en el tránsito
      se mezclen aquellos que se despiertan con aquellos que duermen
      el grito
      después
      en el ropaje de un gulag
      mudo
      el hueco umbrío de una celda

      Eliminar
  4. Si pudiesen comprender mínimamente al rocío y al cielo, no gritarían demasiado...Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. en ese mínimamente está la diferencia, alentar la sencillez de este laberinto es ayudar a transmitir un nuevo laberinto, si la gente comprendiese el cielo, el rocío, comprendería también la necesidad de cambiar el mundo, cambiar las reglas del poema, o el estropicio de la vida. abrazos felinos

      Eliminar
  5. Más de diez dias de manto gris y pertinaz lluvia..hoy se despellejó el cielo, al fin....Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. saludos fiorella, acá vamos por casi el ecuador del verano y todavía no hemos tenido más de dos días seguidos sol, pero es lo que suele tener a veces Galicia, mucha gente que veranea acá viene a sabiendas a disfrutar de otras cosas aunque a decir verdad, extraño un tiempo estable. besos

      Eliminar
  6. Estos días en Valencia la tierra ha sido cruelmente despellejada. He tenido despertares grises, como el cielo teñido de ese color tan amargo.
    Sé que ella gritó; de la misma rabia e impotencia, por haberle dado al hombre la mano en forma de rama reverdecida, en cambio, sus ofrendas fueron agresiones en tonos rojos y ambarinos; llamas que la fueron descomponiendo lenta y dolorosamente. Fue desapareciendo y ahora, quién se digna a sonreirle a la mañana...

    Un abrazo, Daniel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me sumo a ese grito agónico por la incompetencia de las administraciones, parece ser que el sol no está permitido en ciertos lugares, donde la desertización, la urbanización tienen prioridad aunque no posteridad, sonreírle a la mañana…
      tras la vigilia de la conciencia
      tras el extremo de un poema
      [tras el incendio de Valencia, igualando la superficie quemada en el resto del año en el país]
      me apena, mucho
      ver montes y bosques arrasados por la avaricia

      abrazos may

      Eliminar

o tu no-comentario

on the road