5 de diciembre de 2015

pájaro - árbol


pájaro // árbol
aquí dejo este escrito que debe tener casi dos décadas, y pareciera pertenecerme, pero al precipitarse ya desde que surgió, e incluso antes, no-me-pertenece. Me vierto en el rio para imprimir mi desaparición en lo profundo







4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. sí, hermoso ver del percance, del ondeo cotidiano, el aspaviento de los indicadores de necesidad, ya sea histórica o a punto de germín, ¿qué queda del lenguaje? Agromolar no ar. Incar. INtento suscitar y ahí está, un camino descaminado por caminar. ¡¡Gracias por pasar, hasta otro pasaje”!.

      Eliminar
  2. Hermoso. Y el río sigue su curso, impasible. Y las flechas buscan el arco y el arco llegará al mar. Y así somos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. besos Carmela, si la poesía es capaz de inventar su futuro, tal vez practicar las inmersiones... ...poemizarse hasta eternizar los silencios, el corazón es lo único que queda, remo, rama, tras las escaramuzas del viento y los caudales ¿es tarde?, la pregunta me lleva a armar de arco y flecha el corazón ¿es tarde?, al repetirla sucede que pierdo la necesidad de identidad, esa necesidad de "otro" pero que es simple despreocupación por el curso que uno toma. Sin embargo no pierdo el carcaj, necesito remar, soy consciente de que hay preguntas que no tienen contestación. El tiempo en sí es desproporcionado, y las palabras resuenan en la dermis, somos una eterna interrogante, dentro de un mar extraño. Gracias por pasar. Bicos e apertas.

      Eliminar

o tu no-comentario

on the road