9 de julio de 2013

[...]nuestro triunfo/Alda Merini


                                    Aquí van unos poemas troceados de Alda Merini. De nuevo. Traducirla, para no permitir regulación ni juego ni arribo. Jamás un lector será admitido en un poema. Cuanto mejor si nos quedamos quietos como un gatito que mira aquello que todavía somos incapaces de ver. Al traducirla, la primera hoja, la no escrita, la que liga el almar de un rescoldo para experimentar lo real con o sin razón, contra razón o a favor, pero reemplazando lo conveniente por lo real al cabo. Quemando la piel para que el cuerpo se aproxime a una percepción absoluta. Hincando los símbolos hasta diluirlos en purasangre. Alda Merini. Amante de las blasfemias y las garras de dicción animal resonando en el cuévano de sus partes desmembradas por la investigación psíquica. Su umbral experimenta la resonancia hasta lo impensable. De nuevo, Alda, abrazando los enfants sauvages para borrar nuestro precario rostro humano.

Betsy Smith

 

NUESTRO TRIUNFO

[ … ]

Los más bellos poemas
se escriben sobre piedras
con las rodillas llagosas
y las mentes incitadas por el misterio.

Los más bellos poemas se escriben
ante un altar vacuo,
cercado por nuncios

de la divina locura.

 
Así que, loco criminal cual eres,
tú das los versos a la humanidad,
los versos de la revuelta
y las bíblicas profecías
y eres hermano de Jonás.

 
Mas en la Tierra Prometida

donde se producen manzanas de oro
y el árbol del conocimiento
Dios no te ha maldecido ni ha bajado siquiera.

Pero tú sí, maldices

hora tras hora tu canto
por estar caído en el limbo
donde aspiras la amargura
de una supervivencia negada.

 

/

 JUNTO AL JORDÁN

[…]

Por la noche el doctor aguerrido

llega con pasos afelpados a tu suerte,
y tras su sonrisa amarga observa las tristes caras
de los enfermos, mientras dispone
una fuerte dosis sedativa
para llenar tu sueño y en el brazo
adhiere el suero que remueve
tu sangre impulsiva de poeta.

                   Después se marcha seguro, devastado
                   por su increíble disparate
                   el doctor de guardia, y tú los barrotes
                   que miras en un sueño como alucinado
                   y te cantas las honras fúnebres del martirio.
 

Las ingles son la fuerza del alma,
tácita, oscura,
germen de hojas
de donde nace el semen de la vida.
Las ingles son tormento,
poesía y paranoia,
delirio de los hombres.

 
Perderse en la jungla de los sentidos,
asfaltar el alma de veneno,
pero de las ingles puede germinar Dios
y sant’Agostino y Abelardo,
y entonces el amasijo de voces
descenderá hasta nuestras carnes
para arrancar el oscuro gemido
de los nacimientos ultraterrenos.

 [ … ]

 /                                                                                                                                        /

...”l a T e r r a   S a n t a” è una raccolta di poesie scritta

 da Alda Merini e stampata da Scheiwiller nel 1984...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

o tu no-comentario

on the road