11 de julio de 2013

La vuelta en diez


ARCOS ROMANOS

En el interior de la enorme iglesia románica se apretujaban
     los turistas en la penumbra.
Bóveda tras bóveda y sin visión global.
Flameaban las llamas de algunas velas.
Un ángel sin rostro me abrazó
y me susurró por todo el cuerpo:
No te avergüences de ser persona, ¡enorgullécete!
En tu interior se abre bóveda tras bóveda sin fin.
Nunca habrás terminado y es lo que debe ser”.

Las lágrimas me cegaban
y alguien me sacó a la piazza ardiente del sol
junto con Mr y Mrs Jones, el señor Tanaka y la Signora Sabatini
y en el interior de todos ellos se abría bóveda tras bóveda sin fin.

 

Tomas Tranströmer

Bálticos

y otros poemas Colección Visor de Poesía



1


EL FRACASO DE UNA VIDA SEGLAR

 

El vendedor de dolores volvió a casa
tras un duro día de torturas.

 
Se fue a casa con sus tenazas.
Dejó en el suelo su bolsa negra.

 
Su esposa le golpeó con un nervio desnudo
y un grito como jamás había oído el oficio.

 
El observó el Dachau en vivo de ella,
supo que su carrera había quedado arruinada.

 
¿Qué podía hacer?
Vendió su bolsa y sus tenazas.
2
 

se vino abajo. Un hombre tiene que ser capaz
de llevar algo a su mujer.

 

Leonard Cohen

Flores para Hitler” Colección Visor Poesía









LA INFANCIA


Durante nueve meses floté.
En el vientre de mi madre, floté.
¿Quién era aquel que flotaba sin pensar,
sin pensarse a sí mismo?

¿Qué es lo que no puede pensarse?
Una estrella distante, una criatura extraña
que no pude ser vista y no se puede ver,
apresada en un limbo líquido.

La formación del sistema nervioso
es la implementación de un designio
sagrado.

Las vísceras se apartan respetuosas
de quien fue engendrado,
los órganos solidarios le hacen un lugar,
y los músculos se expanden hasta el límite
y la pared abdominal

deviene

media esfera celeste.
Nunca podré estar sumergido
tanto tiempo en el agua y respirar.

No podré soñar sin ahogarme en el sueño,
sin llevar a mi sueño restos de realidad.

Ser un dichoso e incompleto inconsciente.
El pensamiento me ha venido a completar,
a clavarme su estaca,
a asediarme con su fulgor hiriente.
A hacerme libre y robarme

la serenidad.

 

Mariel Manrique

Descartes en Holanda” Ed. Paradiso ediciones.


3



OCASO DE LAS PALABRAS

 
Ocaso de las palabras  —¡zahorí en el silencio!
un paso y otro más,
un tercero, cuya huella
tu sombra no borra:

 
la cicatriz del tiempo
se abre
y cubre la tierra de sangre—

Los dogos de la noche de la palabra, los dogos
resuenan ahora
dentro de ti :
festejan la sed más atroz,

el hambre más feroz…

 

Una última luna te socorre :
un largo hueso de plata
—desnudo como el camino que traes—
arroja a la jauría,
pero ello no te salva :
el rayo que despertaste
encrespado se está acercando
y en lo alto nada un fruto

4*
que hace años mordiste.

 

Paul Celan


De Umbral en Umbral” Ed. Poesía Hiperión.








EN LA MANSIÓN DE GOLONDRINA*

­— En memoria de mi difunto esposo

I

 En el pabellón, lámpara moribunda.
Aurora escarchada.
Sola, me levanto de la ancha cama
que has compartido conmigo.

¿Cuánto medirá la cuita de amor
que me tiene desvelada?

Es más vasta e inmensa
que toda la Tierra.


Guan Panpan (siglo viii)

Guojian Chen” Ed. Colección Visor de Poesía.

5


Çakıl — Guijarro

Al preguntarme de ti
cálido un guijarro se acomoda
el pájaro viene, luces sobre el filo de mi corazón
la amapola florece con astucia.

 
Al preguntarme de ti
el ciruelo me viste de arriba abajo
comienza a retorcerse delirando

mientras lo hace, mientras se desenreda hilo por hilo
desovillándose disminuye abatiendo
el Núcleo, lechoso todavía

se convierte en un azul tan profundo de ciruelo
quema mis labios cada vez que lo toco
 

Al preguntarme sobre ti
6
cálido un guijarro se acomoda dentro.
 
 Bedri Rahmi Eyuboglu


de la traducción desde el inglés de una tal Mia









TENTATIVA DE HABITACIÓN

 

¿Cómo te va la vida con otra?
Más fácil, ¿verdad? Golpe de remo.
¿Cuándo
¿pronto?-
por un puente seguro
se alejó de ti el recuerdo

de mí, una isla que flota?
(En el cielo, no en el agua.)
Almas. No amantes,
sino hermanas son nuestras almas.

¿Cómo te va junto a una simple mujer?
¿Sin divinidad alguna?
Tras haber derrocado a tu reina
(tú mismo privado del trono),

¿cómo vives?, ¿te preocupas?,
¿te enfadas? ¿Cómo estás al levantarte?
Con ésa que te ha atado al cuello
su tributo inmortal, el tedio, ¿cómo te va,
pobrecito mío?

«-Estoy harto de convulsiones, de dolor:
voy a agenciarme un hogar.»
¿Cómo te va con cualquiera,
a ti, que fuiste elegido por mí?

¿Es la comida más comestible?
y si te cansa, mala suerte.
¿Cómo puedes vivir con un idolillo,
tú, digno antes del Sinaí?

¿Cómo vives con ésa, tan distinta a nosotros?
¿Una extranjera, costilla de tu pecho?
¿La vergüenza, ese azote de Zeus,
aún no te ha herido la frente?

¿Cómo te va la vida? ¿Estás sano?
Y las musas, ¿te llaman aún a veces?
Y la dicha, ¿se hace ver? ¿Alguna vez?
¿Y esa llaga inmortal -la conciencia-
qué, mi pobre?

¿Cómo vives con un producto
del mercado? ¿Pesa mucho?
Tras el mármol de Carrara,
¿cómo te va con una prótesis de yeso?

Del mismo bloque tallamos a Dios,
para romperlo acto seguido.
¿Va bien una cienmilésima,
para ti, que conociste a Lilit?

¿Estás ya harto de esa mercadería novedosa?
Cansado de mi magia,
¿cómo te va con una mujer terrestre
que carece de sextos sentidos?

Venga, con franqueza, ¿sois felices? ¿No?
¿Cómo se vive en un abismo
sin profundidad amor mío?
Cuesta, ¿verdad?
¿Te cuesta tanto como a mí con otro?

Mariana Tsvietáieva

“Tentativa de
habitaciónEscrito para Boris Pasternak

7
























EL NAUFRAGO


BEBERÁ un animal
la fiebre de mi boca
como se bebe el viento el águila
o el buitre el semen de los muertos.

 
Mi sangre se derrama como el lacre.
Mi espalda está desnuda sobre la hierba de agua.
Mi cuerpo es una herida abierta sobre el barro.
El mundo es un atardecer.

 
Imaginad la lengua de la salamandra en mis labios,
imaginad el águila y el viento,
imaginad una fuente para mi sed:
se clavó el sol en mi costado
y no amanece desde entonces.

 
El río es una salamandra

bebiéndose la fiebre.

 

Chantal Maillard
Poemas A Mi Muerte” Ed. La Palma.

8


Me nombro, es como si pronunciara mi canto fúnebre:

me separo de mí, no soy ya ni mi presencia ni mi realidad,
sino una presencia objetiva, impersonal, la de mi nombre
que me excede, cuya inmovilidad petrificada
realiza para mí la función de una losa funeraria,
pesando sobre el vacío.
Cuando hablo, niego la existencia de lo que digo,
pero también niego la existencia de quien lo dice.

 

Maurice Blanchot

2007/ M.B.

9

TEJIDO BLANDO


Respira y prepárate, pecho blando.
No quieras contener todo el aire de los abismos,
toma sólo el de tu pequeña inspiración,
acarícialo por instantes,
susúrrale como si al último aliento
y déjalo libre ir allí,
a donde tú también quisieras:
vasto, inmenso, indistinto.
Sopla fuerte lo que guardas. 
No recojas más lágrimas, pecho blando.
Y si un niño preso llora, dirás,
y si un hombre es torturado, dirás.
Que no es tiempo de guardar la ira, te digo.
Es momento de fraguar y hacer lucir
el filo. 

 

Angye Gaona

poeta colombiana


/////////////////////////                            /////////////////////////



relación de imágenes;

1.                      Ippitsusai Buncho 東海道五十三次

2.       3.         yohji kato

4.   5.    6.  Hu Ruosi 胡若思 (1916-2004)

7.   8.        Zhou Shaohua 周韶 (1929~)

9.               Pentti Shammallahti Gotland 1997

2 comentarios:

  1. Pentti Shammallahti Gotland 1997, es maravilloso, y sobra cualquier comentario, solo perderse en la imagen, y el poema de Angye Gaona es perfecto para esa imagen, me encanta
    Mariana Tsvietáieva, su poema me ha recordado a una canción que siempre me gustó de Alanis Morissette
    Y de todos los poemas me quedo sin dudarlo, con Çakıl — Guijarro

    Un abrazo, çç

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pentti Shammallahti creo que será el fotógrafo que mejor recuerdo guarde, de una exposición. Cada fotografía ya de por sí, una exposición. Sin significado marcado. Profundidad que resguarda la mirada, lo que dispersa. ¿Los poemas seleccionados, qué decir? Menuda locura. Angye Gaona y Bedri Rahmi Eyuboglu. De ambos quisiera tener más información que la encontrada en la red.

      Releo los diez poemas y soy incapaz de decir nada. Naufrago.

      Abrazos Carmela y, muchas gracias por las piedras que me enviaste. Las miro y no puedo evitar entrar en un proceso meditativo, experimentando su esencia, como una forma de despertar la vista o de nacer. Todavía no sé qué tipo de piedras son. Si piedras refugio, o piedras cosmos. En todo caso, cuando lo descubra, haré una entrada para el ccrider. Como buen “galleguiño” que soy, mirar piedras calmadamente…. Muchas gracias.

      Eliminar

o tu no-comentario

on the road