1 de febrero de 2013

el maestro ignorante - Jacques Rancière






*  DETRÁS DE LA CASA EN RUINASVictor Gómez.
¿quién sepultó las estrellas?

Ninguna
                _Ved
que no huesos
en la tierra removida
ni una fosa             aquí

Avenidas cruzan nuevos
barrios frente al teatro
las plazas el ayuntamiento.

¿Cómo
se construye una jaula?

¿Dónde, por dónde volver
noche apozada en el no?

¿A qué casa? *


Que biológicamente el hombre se ha quedado en los días cromañón está más que claro. Diestramente rodeado de infinidad de artificios, roña para justificar una naturaleza lesa, ha antepuesto la palabrita cogito al sum creando algún buen quebradero, la ventaja de la superioridad. Viendo la raíz de dicho cogito se llega al término coagitare ( mover ) , el movimiento deviene de la existencia. El acto religioide, que riega la feria de las vanidades y la punción de los escombros dura un instante. Nos devenimos animal por la voz, por ejemplo, si yo buscara la perfección de mis palabras mi inteligencia dejaría de seguir las leyes de la materia. Trino, de nada vale comprender, si nadie escucha. Así que, os dejaré mi lectura sobre “el maestro ignorante” de Jacques Rancière. Una obra estilizada desde la vida del profesor Joseph Jacotot que leo en un ebook hasta  que consiga el libro. 
-

el maestro ignorante – Jacques Rancière

El secreto del maestro es saber reconocer la distancia entre el material enseñado y el sujeto a instruir, la distancia también entre aprender y comprender. El explicador es quien pone y suprime la distancia, despliega y la reabsorbe en el seno de su palabra.” 
-
  la incapacidad de que exista un mundo dual, otro mundo sería, cesar el orden de las cosas. el derecho de querer aprender de la jerarquía del explicador, de su enseñanza atontadora o como diría J.RanciereEste estatuto privilegiado de la palabra sólo suprime la regresión al infinito para instituir una jerarquía paradójica.” El sistema no rompe con el dualismo de la realidad espiritual del árbol-raíz, creación de una fosforescencia, lo admirable, un formateado artístico constante que borra toda porosidad entre el diseño de un banco de escuela y la secuela de la normalidad. Dividir a la gente en países es absurdo. Es como querer hacer cuadradas las nubes, es propio del explicador y del explotador el no emancipar. No dejaros llevar por una falsa imaginación, todo está perdido y todo ha de ser cambiado, el método escultor no se deja llevar por los detalles, cincela, emotiva, sin desviarse de su función original. 
-
“La conciencia de la emancipación es, en primer lugar, el inventario de las competencias intelectuales del ignorante. Sabe su lengua. Sabe también utilizarla para protestar contra su estado o para preguntar a los que saben o creen saber más que el. Conoce su oficio, sus herramientas y su uso; sería capaz, si es preciso, de mejorarlo. Debe comenzar por reflexionar sobre esas capacidades y sobre el modo como las ha adquirido.”
-
No todo está perdido. Siguiendo las palabras de Rancière se encuentra la retórica como una poética pervertida, fuerza, distanciante que la enseñanza de las sociedades va dotando, alimentando, con la esperanza como único alimento, el orante no debe convencer a los espíritus sino distraerlos, con ello, tiene suficiente para la alienación. la ficción a la que la verdad nada puede. En un momento en el cual los gobiernos han caído en la corrupta continuidad sería bueno escuchar la desobediencia a estas leyes que necesitan de una superioridad, Rousseau se equivocaba al decir que el mal social venía del “ésto es mío” sino de cómo dijo Hobbes “Tú no eres mi igual”. Todo lo contrario al miserere de Henryk mikolaj Górecki. No caben en una sola boca todas las palabras que deben ser dichas, o sugeridas. El filo que corta el aire es débil y es capaz de cuadrar las nubes, y contaminarlas. La raíz ha de sentir las ramas.La especie no tiene necesidad de velar por su conversación. Son los individuos…” La fuerza nunca es razonable”
-
“Tomemos la medida exacta de esta reflexión. No se trata de oponer los conocimientos manuales y del pueblo, la inteligencia de las herramientas y del obrero, a la ciencia de las escuelas o a la retorica de las élites. No se trata de preguntar quién construyó la Tebas de las siete puertas para reivindicar el lugar de los constructores y de los productores en el orden social. Se trata al contrario de reconocer que no hay dos inteligencias, que toda obra del arte humano se realiza por la puesta en práctica de las mismas virtualidades intelectuales. Se trata en todos los casos de observar, de comparar, de combinar, de hacer y de atender a como se ha hecho. En todos los casos es posible esta reflexión, esta vuelta sobre sí que no es la contemplación pura de una sustancia pensante sino la atención incondicionada a sus actos intelectuales, al camino que trazan y a la posibilidad de avanzar siempre aportando la misma inteligencia a la conquista de territorios nuevos. Permanece atontado el que opone la obra de la mano trabajadora y del pueblo que nos alimenta a las nubes de la retorica. La fabricación de nubes es una obra del arte humano que requiere –ni más, ni menos– tanto trabajo, tanta atención intelectual, como la fabricación de zapatos y de cerraduras. El Señor Lerminier, el académico, diserta sobre la incapacidad intelectual del pueblo. El Señor Lerminier es un atontado. Pero un atontado no es ni un estúpido ni un holgazán. Y, al mismo tiempo, nosotros mismos seriamos unos atontados si no reconociéramos en sus disertaciones el mismo arte, la misma inteligencia, el mismo trabajo que los que transforman la madera, la piedra o el cuero. Solo reconociendo el trabajo del Señor Lerminier podremos reconocer la inteligencia manifestada en la obra de los más humildes. 
-
25* “Las aldeanas pobres de los alrededores de Grenoble trabajan haciendo guantes; se les paga treinta reales la docena. Desde que están emancipadas, se aplican en mirar, en estudiar, en comprender un guante bien confeccionado. Ellas adivinaran el sentido de todas las frases, de todas las palabras de ese guante. Terminaran por hablar tan bien como las mujeres de la ciudad que ganan siete francos por docena. Tan solo se trata de aprender un lenguaje que se habla con las tijeras, una aguja y el hilo. Solo es cuestión (en las sociedades humanas) de comprender y hablar un lenguaje...”
-
25* Enseignement universel. Musique, 3.a ed. París, 1830, p. 349. Jean-Joseph Jacotot

-
“La ignorancia y la represión de los fenómenos de deseo inspiran las estructuras de sometimiento y burocratización, el estilo militante (jerarquizante, engranaje de estado, racional) hecho de ese amor rencoroso que decide a favor de cierto número de enunciados y excluyentes” …Guilles Deleuze hablando de Guattari. Rancière diría que la fuerza nunca es razonable y siguiendo a Pascal, siempre se ha encontrado el medio de atribuir justicia a la fuerza, pero no se está cerca de encontrar el medio de atribuir justicia a su medio, la fuerza.

anne wiazemsky et jean-pierre Leaud -La Chonoise-




CONFABULACIÓN                                         *FIGURAS DE LA AXFISIA” Arturo Borra

Te van a bajar los dientes
partir la risa
y tampoco faltará
quien reitere
no van a poder
no van a poder
abandonen ya sus ganas locas
esos espectros de rabia
que se empecinan en soñar. *






No son momentos para hablar de un socialismo capitalista sino de desentrañar la acción del pensamiento más allá de su potencialidad. “Pickpoket” film de Robert Bresson, en una entrevista sobre el film decía que rodaba de espaldas a lo que pudiera haber de teatral, rodando expresamente cinematográficamente, es decir enseñando el texto y leyendo el texto como un conjunto de notas.El pensamiento no se dice en (verdad), se expresa en (veracidad).” J.Rancière. En “el maestro ignoranterancière habla del método emancipador y el método social no solamente como opuestos. Hay voluntades cuya inteligencia está desvirtuada, su ejercicio más diario es la repetición…
-
Descartes conocía el poder de la voluntad sobre el entendimiento. Pero como falso y causa del error. Però es el defecto de la voluntad lo que hace errar a la inteligencia…actuar sin voluntad no produce un acto intelectual […] Solo se conoce a la voluntad por sus actos. El significado es obra de la voluntad 
-
Jacotot (1770-1840) dio la espalda cuando le pidieron continuar trabajando pero en un método social. Ya no le necesitaban, sabían cómo instruir a los pueblos, sin emanciparlos. Estamos hablando de un época, la de las repúblicas de Jacotot, que bien podrían parecerse a las del rey Aventino o las batallas de Marathon. Intentad ser maestros en aquello que deseéis aprender. Cuando leáis un libro, intentad no solamente, arrimar el hombro o comprender. Estas son algunas lecturas del maestro ignorante. Instruid así a la casta más pobre. Mi mayor riqueza, es cuando leo. Digamos que como acto volutivo y subversivo. No todo está perdido. 





 ***ç


Henryk Gorecki - Euntes Ibant Et Flebant 

nota PD -
entrevista a Rancière en eldiarioes

1 comentario:

  1. Manos vacías

    Ganar el pan,
    ganarte la vida,
    ganar la palabra;
    con el mismo trabajo,
    con la misma angustia,
    por el mismo salario,
    en la misma huida.


    Lo que nos vuelve ignorantes en una situación concreta de aprendizaje no es tanto la postura- si suspendemos o no nuestros saberes previos- frente a otro, sino el hecho de hacer emerger un no saber sobre las relación que existe ( y puede existir) entre nosotros:una relación que,precisamente ignora lo que debe ser y en tonces se convierte en un acto de libertad.
    Colectivo situaciones.

    ResponderEliminar

o tu no-comentario

on the road