24 de enero de 2013

dos poemas


La locura no es dolor,
es evidente que sólo el presidio lo es del mismo modo que
la localización de un síntoma no se explica y
volvemos con un mohín a explicar lo inexplicable.
El entramado político se apodera de todas las manifestaciones
de la locura, asigna predicados universales
para los hechos aislados, captados
            castillos de naipes
            que el viento sopla
                        ¿los oyes?
            cubren el ju ego
                        pero un apéndice mordido
            denuncia
                        la trampa
                        decrecen
            los hábitos para dar razón al loco
                        para asentarlo
            contra algo
                        anecdótico

            agua     fluye     espiga     silencio.
El pajarito se lame las alas.

James Jean .,. Dancers  Acrylic on Wood Panels   2010.
No hay un inicio
ni un enclave
cruzamos
los brazos para rodear
el frío tibio de una hoja
con la polaridad de un color lejano.

La lluvia pulirá los contornos de cada flor.
Obstruirá las puertas
            cerrando desde ambos lados
dijiste, simulando arrobo
con una pierna dentro
gritaste ORQUESTA, terror
y a la muerte con el director
pero aún era demasiado tarde.

Los árboles alineados cuelgan
también las batutas
configuran
            adorando en un tiempo al metrónomo
            y en otro a la cadencia
moviendo el cimiento plano y claro
derriba
la pared
entra el caudal
sigue las notas.






gracias ana h. , por dar a conocer está música
Litany - Valentin Silvestrov

6 comentarios:

  1. La música acontece. Como acontece el viento o la lluvia. La música es una nube que siempre está por lloverse. Aquí, entre estos versos, hay algunos que acontecen. Como ese restregarse de los gatos sobre el pantalón, y entonces es inevitable la caricia....Bicos irmanciño. ¿Cándo unha visita pola vila...?????

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La lluvia, el viento, la tierra, la madera… componibles y compuestos que simplemente son, no cargan ningún significado, están desnudos sin figurar ni representar más que una caricia a nuestros sentidos. También nos nutren, aún sean muchas las comodidades con las que rodearnos. Y aquí estamos… hace un rato acabo de llegar de la vila tras la visita/comida familiar, pero este sábado iré/iremos allá. Te confirmo cuando sepa algo.

      y una cosa, este blog tiene los días contados
      Bicos apalíndromos irmanciña.

      Eliminar
  2. Es mohín -volvemos con un mohín a explicar lo inexplicable - palabra que me disgusta, tonta casi y como a punto de caerse torpe en un pozo lo suficientemente grande como para mancharte de barro pero no tan hondo que asegure drama, crimen o suicidio de la tonti-palabra. Y mohín, además, juega en este tu campo con el poder sembrando surcos con universales DSM. Sin embargo, la idiota palabra me resulta necesaria (quizás como al gran enfermo le seguimos suministrando paracetamol 1 gr.) y, como todo lo necesario, termina siendo querido. Debe de estar el alma en un estadio digno de estudio (o vilipendio) si necesita tatuarse esa palabra que desagrada y a la que se ama en ese modo del querer nacido de la necesidad y la desgana. El mohín sobre la piel dando fe sin fuerzas de una melancolía que nos roban con tanto diagnóstico.

    OH, y qué decir de esa ORQUESTA que en el segundo versario (sic) no sé si me ubica en ese espacio que el terror desmonta por la solemne vía de la congelación del alma o en un sueño en el que las batutas se llueven exigiendo algo a los músicos convertidos en apéndices mecánicos de sus instrumentos de cuerda sin cuerdas. Inquietante, si era tu intención.

    Saludos en la mañana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. así era, i merely took the energy it takes to pout and wrote some blues” diría duke y es un poco ahí, en eso de quitar al director, al músico incluso para hacer música. El segundo poema tiene algo de esa vegetación que no se explica ni busca explicador. Pero no recuerdo exactamente que pensaba cuando lo escribí. Me quedo con ese dilema de la palabra idiota signo/orquesta que difama la piel pero también pienso, reduzco, obtengo por exclusión la que no lo es. El ángel de la historia se retira asombrado ante un devenir de inferencias, y un caudal que se aparta de la superficialidad del par, atándose a un par, que es residuo, cuerpo fluido, alimento amoroso.

      retorcer el camino andado
      subirse a esa cuerda que abraza y gangrena
      verbo? buscar de nuevo

      gracias por tu comentario/mohín caro L. el mío ahora es un poco, el abandonar ccrider, este mes no he podido colocar más que una imagen (me impide la subida) y además quería abandonar el “lugar” no por cansancio sino más por espaciamiento, inter-venir ammesso che la vita segue e la nave và,
      abrazo

      Eliminar
  3. "El pajarito se lame las alas" quizá porque ya no sepa muy bien que hacer con ellas, ¿cómo usarlas cuando lleva tanto tiempo –desde antes de que el tiempo se cuajase como tiempo mensurable–, sin disfrutar de la libertad que otorga el cielo? La locura, y el loco decidan dar el salto a un vacío que dé sentido a las alas. Dejar de ser cicatriz-herida-amputación para transformarse en motor. Y gozar así del parque, del tiempo liberado, de la música que crece, o debería crecer en todo objeto.
    Me apena leer que piensas clausurar el blog CCRider, pero siempre quedará el archivo con tus textos viejos para que los que nos pasamos por aquí con asiduidad podamos revisar tus textos y tus pensamientos. Espero sin embargo poder seguir en contacto mediante el correo, y poder a través del mismo disfrutar de tus ideas.
    Un abrazo amigo

    ResponderEliminar

o tu no-comentario

on the road