17 de febrero de 2013

el Sueño bajo el mapa/ Say









          
                 el sueño bajo el mapa, say

   

  en casadoradaparapájaros

















anoche, caminando por las escaleras del metro volví a saludar al mismo muchacho que llega cada mañana a las 7,  y de nuevo a las 6,30 de la noche lo encuentro esperando mi luz para seguir adelante, su rostro acristalado quiere que detrás de la victoria, nuestro saludo valga infinitamente. nunca hemos hablado, sólo las dos palabras y una sonrisa de dulzura. aún no sé si es un instrumento de música lo que lleva en esa maleta o es sólo el paño de seda de ascuas para poner en el suelo. la actividad me lleva atrapada adelante, pero ni siquiera la distancia o la geografía nos puede impedir vivir ese gesto y tenerlo dentro. todo nos concierne, nuestros sentimientos son como un fuego. los dos hemos leído textos venenosos peores que los evangelios. por eso sobrevivimos a los vaivenes y a nuestra propia ferocidad.

hoy he estado en un evento donde la gente se mueve en glamurosa intelectualidad, se habla sobre quiénes suenan como vacas sagradas en el mundo del arte, de inversiones y de expansión. no quiero ni tengo nada que decir, pero una mujer me mira del otro lado ansiosa esperando mis palabras. 13 habitaciones, mis bolígrafos, mis lápices afilados listos. quién no se ha desequilibrado por un campo nevado y ha desaparecido en la espesura. éste es el camino a través del alce. en el edificio, en la entrada de la exposición, una mujer mira las invitaciones y da a cada uno de nosotros un díptico de la obra. entramos en un cuarto oscuro octogonal en el que se exponen algunas esculturas de hierro y bronce. me pregunto si estoy de acuerdo con Baudelaire, que la escultura es la más aburrida de las artes visuales. parecemos los tontos de moda a la espera de entrar en esos eventos que engordan el ego de los niños de apellidos elocuentes, todos con sus pea coat, las barbas de leñador enormes, la última posibilidad de ser un hipster, saltar el contemporáneo desfile kitsch.  las esculturas tienen el sello creativo de civilizaciones que europa destruyó. querer retrotraer ese templo de respiración profunda de antiguas culturas, alimento para crear algo artísticamente creíble. intento de verdad que algo me emocione, sentir la lluvia. pero no llueve nada aquí, mi techo de chapa me lo haría saber.

¿cómo se puede escapar con prontitud de esta vacuidad de la sociedad burguesa?  tengo la sensación de que no hay nada que expresar. ninguna fuerza de expresión suficiente que me ayude ¿cómo es posible que todo haya llegado a ser tan, tan malo?

cuando camino de vuelta a casa entro en la floristería, la florista me habla sobre su pasión por los ciclámenes y las hortensias, pero luego me habla de los lirios, las orquídeas, las labiadas, la verbena “Aphrodite”...la tienda orbitando sus pensamientos oníricos en su suave voz. en una de las flores hemos encontrado un pequeño gusano, me gustaría llevarte miserable compañero, le digo, tú serías benevolente conmigo, él se ríe de mí mientras se desliza feliz entre las hojas.
  
guerras lejanas vienen a dormir a casa. la sombra roja se difunde. despego de la acera mi piel salpicada a través de una cuerda con fieros engranajes, tantos pequeños nudos para deshacer. me veo como una adolescente. no necesito lingüística computacional para decirte por qué este dolor. soñé tu nombre gritado en ese bosque del alce. todo tan reactivo, refulgente, resistente a las teorías fálicas que se supone gustan al sistema.--estoy creciendo en  esta ansiedad sin fin, todo se puede quemar, pero yo vi otra caída de pluma blanca entre los copos de nieve el otro día y alcanzada por una bala llegó un extraño consuelo. la poesía se repite en los momentos en que más lo necesito.

tengo un tiempo duro con febrero. se trata de un mes quimera. puede evocar una tormenta monstruosa. necesito más tiempo para pensar en lo habitual. viene a mi mente la imagen de tus gafas sobre la mesa y tu bellísimo colgante en forma de corazón. mientras trabajo de noche hay una pequeña luz en la cocina y el dormitorio. me muevo entre el fulgor del fuego en los ojos inhumanos de un lobo entre la niebla, vuelvo la cabeza en mi cabeza, aquí se inicia el territorio de las horas. seré fuerte, mi dolor será de distancia. están los Tigres en casa. el pájaro, los bosques, AS Byatt,  Heráclito, el agua, la carne y no. el Río de las Sombras. La belleza y el dolor. Proust. Religio Medici y Urne Buriall,  los viajes completos, el Atlas, Shklovski, las cicatrices, la medianoche de Ariadna, o la vida de una mujer. la impureza inocente de las hijas incurables.

 

say


*****************************************

Farallón de pájaros salpicados de luz
y cuando se tiene algo que decir
sea la suma de lo que se ama

*****************************************
  




















dejo un recital acá de Gianmaria Testa
y también un poema de alba ceres


 
 
 
 
cerré los ojos
pero también dentro
la tierra
estaba siendo violada,
y conté árboles
no como quien cuenta ovejas
sino como quien cuenta cuentos
para vivir




10 comentarios:

  1. Una entrada para permanecer mucho tiempo en tu casa....
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias por abrirle este hueco en la madera a uno de mis poemas, C. Es un placer estar aquí junto a las palabras de Say y la voz cálida de Testa. Contar árboles como quien cuenta cuentos, crear, como dice MJ Romero, ese "andamiaje de ramas", como una alternativa al desasosiego que nos escupen.
    Un abrazo grande,
    Alba

    ResponderEliminar
  3. Alba, siempre nos abisma. Artilugio para escapar a esta sociedad si, tan obtusa. Un abrazo.

    ResponderEliminar

  4. gracias Carmela, perméate aún así de la lluvia con el sonido de sus gotas caminando sobre este mes todavía frío, y el tiempo, cada vez que entres, seguirá la permuta de seres tan hermosos como el de say,
    abrazo

    gracias a ti por descubrirme a Gianmaria, el tronco –armonía. Los universales que nos escupen el desasosiego ante la ausencia de armonía entre nosotros y las necesidades sociales, imponiendo una reificación a los individuos. cuando lo que anhelamos es lo pequeño, el fragmento libre.
    besacosalcello

    abrazos oblicuos caro darío, abismados

    ResponderEliminar
  5. Una loca y brillante combinación la de Alba y tú. QUIERO MÁS.

    Ahora me quedo con el recital de Gianmaria Testa a quien desconozco :)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. He disfrutado con la lectura. Las reflexiones de Say y el hermoso poema de Alba. Ese pino de Weston, maravilloso.
    Y sigo disfrutando el recital de Gianmaria Testa.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Cuando Say escribe, yo me quedo speechless.

    ResponderEliminar
  8. Siempre me pueden los textos intensos, apocalípticos, los que me hacen sentir que cuando termine de leerlos tengo que arrojar el ordenador contra la pared.
    Un abrazo.
    HD

    PD: Lo de contar cuentos para vivir, me tocó muy profundo.

    ResponderEliminar
  9. noctí,
    usted a sus versos : )
    BACCI MILLE

    muchísimas gracias maría, el descubrimiento de la fotografía me vino de Weston, como creador técnico de la misma casi. // (vitamia) en estudio es un trabajo redondo /// Say es un hermoso pájaro, respira nidos y duerme… es posible que sus reflexiones sean más descripciones de, desde una experiencia y su importancia en ccrider dibuja un eje horizontal, como si posara sobre el árbol de Porfirio para armar un hilo/danza entre la vastedad del ramaje // abrazos maría

    nos quedamos sin palabra pues no somos mera elucubración, tenemos otras formas outspeechless /// contar debería ser avatar y al escuchar la actividad pausada y sin llave de say, resonancia, abrazo, a unos versos de alba ceres…
    si pudiéramos tomar nota todos los días sobre aquello qué somos… no lo reconoceríamos, tal vez a eso la palabra no baste, …más allá de todo, esos otros nombres que figuran en enciclopedías,bibliografías,tiempo de aprendizaje,y entropías … las personas imbricadas en ccrider tienen más importancia para mí, incluso el hecho de estar escribiendo en esta casa. // abrazo maia

    tal vez sea necesario Humberto, para no cercarnos o con palabras de un poema de
    PAUL CELAN

    Levantes la piedra que levantes -
    despojas
    a quienes precisan el amparo de las piedras:
    desnudos
    renuevan ahora el enredo.

    Tumbes el árbol que tumbes -
    construyes
    el lecho en donde
    las almas una vez más se estancan
    como si no vibrara
    también este
    eón.

    Digas la palabra que digas -
    agradeces
    el deterioro.

    ////

    ResponderEliminar
  10. gracias c, por esta hermosa conjunción de música, poesía, texto, cadencia intervalo sin tiempo, ardiente lava, atmósfera-lenguaje, una gramática anti-sintaxis, una extraña pasión,

    todo lo imagino extremadamente vulnerable. como el poema de Celan que has traído para Humberto D.

    ...el poema de Alba, lenguaje que mueve las hojas...la poesía como supervivencia, una orientación en el mundo...una forma de vida,

    la imagen elegida del árbol que te vino de Weston,

    dentro, este hermoso mundo, el recuerdo de un nogal rojo, sus venas alrededor de mí,

    gracias por tu belleza, por este frágil “andamiaje de ramas” ,
    cuando mi cabello está mojado, pegado a la frente, como algas, y me siento como si poco a poco me ahogo...el hilo azul bajo la piel...el curso de los lugares latiendo,

    P.D. me gusta mucho el concierto de Gianmaria Testa, me gusta como calma el cuerpo, con sus canciones de desarraigo, dolor, amor, deseo, su guitarra, su copa de vino blanco para acompañar un bello éxtasis...

    un beso cc, un abrazo a todos

    Say

    ResponderEliminar

o tu no-comentario

on the road