3 de diciembre de 2012

orificiar (pje. V)







Orificiar.
Mauscultar
-tu boca.
Subjetividad y pasado.
Peinar la pinta.
Teme, no temas.
Tu luna pupila.
Alas al socaire.
Planos abacorados
inmersos
-hacia adentro,
coleópteros necrófóros
coqueteando
         ºsweet Georgia brownº
-hacia tus labios.
Lo primero
            deletrear
Lo segundo
            pronunciar
El hechizo completo.

El servicio sanitario
Te abre en canal
Y
Me abrigo


*************************************************************************




Un castillo de espejos
azaría
para los caballos
sedientos
en mi lomo azotado
hipodérmicamente
alternando
uña y carne
con un fangoso
huésped.
La piel de un viejo bosque
Y una oxidada llave

Tensando tu neuriz
              mi nervura.
Tálamo
en una cúpula
            de sal.
Sello el sobre
con la fotografía.


Pero no es éste,
fantasma conformado
con el azogue
bálsamo
de infinitas pieles.
                        Bu.
Símbolo del radical químico ‹‹butilo››
                        Nt.
Símbolo del nitón‹‹nombre dado al radón
                antes de aplicarle éste››
                               Yo.
Símbolo
            tus barcos
                        mi temor.
Descuartizar la jaula.
Su formación
sospechosa.
La pluma oxidada.
En el entrecejo,
La nuca apoyada.
En la luna.
La duración de mi corteza.
Es tu recuerdo.
Enzima




*************************************************************************
Se escucha
la voz del lobo
el chasquido de alas
de una cigarra
                         y
la llanura
en rumor las lanzas
izadas 
jadean 
en un cesto de Java.
Extiendo la mano
para comer en tu boca
el pan
salvífico,
el aire
al pie del puente
rescatando
llevados al sol.
Demos tiempo a la selva
de nuevo.
Nos devore.
            Nos/*

*************************************************************************
*(Este sería el final/ del poema, quinto fragmento de un poema jamás escrito)

"duelo silencioso" - Kurosawa

6 comentarios:

  1. A veces siento que tu poema es un poco maná de la palabra. Son pocos los que ofician divinamente para llegar en la urgencia al laberíntico desierto a socorrer a la desvalida palabra. Otras ya son insalvables, se ha operado sobre ellas una degradación ordinaria e irreversible.
    Puede que este castillo de espejos también sea lo que les recuerde a algunas su origen. Oasis alucinado para los caballos sedientos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. de Jorge Larrosa… [Babel significa que no hay tal cosa como el lenguaje. El lenguaje, así en singular y con mayúscula, es una invención de los filósofos y un síntoma más de su fuerte tendencia a trabajar como funcionarios de la unidad. Como también son invenciones de los filósofos esas otras extrañas abstracciones como el hombre, o la razón, o la historia, o la realidad. Hannah Arendt escribió que la condición humana de la pluralidad deriva del hecho de que “son los hombres, no el Hombre, los que viven en la Tierra y habitan el mundo”.]

      En la diametral opuesta podríase colocar al poeta. Que deriva la música de los hombres, el silencio y la palabra, en pilones que rebrotan celosos versos. Celosías que apretujan manos atenazadas. No es por otra cosa que los hombres admiren tanto el talento de las manos capaces de contar historias con las manos, la música es una de ellas. Los ragas eran muy importantes dentro de la estructura espiritual hinduista. La burguesía a adaptado el nocturno a un reflejo único, propio.
      La sinestesia confiere lentitud,
      foso de protozoos,
      dos árboles acuden para manar
      un holograma de su savia.
      Tragar el orificio y anidar, tal vez desgajar el símbolo por una escritura en perpetua dispersión y naufragio hacia adentro, trazos abrientes en silencio.
      Abrazo.

      Eliminar
  2. En tu poema las palabras fluyen en la niebla de un mundo pantanoso. Siento tu poema como un flujo de sensaciones hambrientas, quizás una búsqueda hacia el origen.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amo la niebla. Masa que oculta y sostiene, permite accionar otros sentidos que no sean los de la vista, o sí pero por desdoblamiento impregnando por un lado el recuerdo y las luces diminutas y por otro, una paciente atención carente de análisis y narcisismo. Creo que si existiera una condición de origen habría de ser la niebla. Viviendo como vivimos en una sociedad que omite, y es omitida en un consenso despótico, desértico, no sería mala idea traer máquinas de construir niebla.
      Besos María

      Eliminar
  3. Devórense. Al fin y al cabo el pan es el cuerpo del amado, y el caliz su sangre. Todo ello se vierte y se busca en el poema...En el deletreamos y a su vez nos nombra...Beso, hermano. Reparta besos al resto de la familia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. devorando en parte por el engaño, al poner nombres a las cosas, pero como dices también nos nombran, nomadizan al exponer el engaño. Renunciar a esas pieles sería un poco izar lanzas, exiliar la carne (la palabra) y ser nomás lengua, fracasar el lenguaje para salvar el origen, el caos y la observancia. El deseo también puede estar en el bostezo del gato, desmenuzando la arrogancia de nuestras milongas.
      reparto de versos, el primer acto sin actores…. Sólo versos

      Eliminar

o tu no-comentario

on the road