21 de febrero de 2012

el tiempo es prescindible



A mí también me gusta viajar en el tiempo. Cierto que veo que últimamente no actualizas tu blog, supongo un periodo vacacional.

Peter Handke. poesía
2. La palabra tiempo
El tiempo es un sustantivo. El sustantivo no indica timepo. Dado que el tiempo es un sustantivo, el tiempo no indica ningún tiempo.

Como el sustantivo no indica ningún tiempo, el sustantivo no comunica ninguna forma pasiva. El tiempo es un sustantivo. Dado que el tiempo es un sustantivo, el tiempo no indica ninguna forma pasiva.
La pasiva es un sustantivo. el sustantivo no indica formas pasivas. Por el  mismo motivo, la pasiva no puede indicar tiempo.

Como el sustantivo ni indica tiempo ni pasiva, el sustantivo no indica ningún subjuntivo. El tiempo es un sustantivo. Dado que el tiempo es un sustantivo, el tiempo no puede indicar subjuntivo.
El subjuntivo es un sustantivo. El sustantivo no puede indicar subjuntivo. Dado que el subjuntivo es un sustantivo, el subjuntivo no puede indicar subjuntivo. Por la misma razón, el subjuntivo no puede indicar tiempo alguno.
El sustantivo no indica pasiva. El subjuntivo es un sustantivo. Dado que el [faltan 143 caracteres] Es decir, que tampoco el tiempo verbal indica tiempo.
*


Enlace al documental de Lois Patiño, sobre un payaso que vive en Madrid.

*

A veces actualizamos una vida en una hora
y otras tardamos semanas para entender una hora
en cualquier caso
el tiempo es elemento prescindible



14 comentarios:

  1. Lo que importa es el momento, sea en el tiempo que sea.
    Un beso, Daniel

    ResponderEliminar
  2. tan cierto como doloroso, el rellano de los instantes se agolpan en sucesión por descuido y temerosos por no encontrar otro hueco, dicen algo así de "aquellos polvos estos lodos" pajarito dixit.

    ResponderEliminar
  3. El tiempo, esa sustancia tan maleable, es sin embargo la cárcel más hermética. En él se ahoga el instante, que el ser humano percibe generalmente en sucesión. El instante no es una criatura medible, es la sucesión la que le da una falsa medida. Cuando pienso en el tiempo siempre quiero ser gato. Tan ajeno al tiempo, el único imperativo que conoce es el biológico. Ahora no hay luz, ahora hay luz. Y después quedarse mirando durante una eternidad un punto invisible en el espacio. Llevar en la mirada la justa medida de todo. En fin....Biquiños

    ResponderEliminar
  4. El tiempo es una de las pocas palabras que condensan las metafísicas culturales. El filtro de lengua SAE de tu texto, nos trae de cabeza, qué distinto si lo lleváramos a lengua Hopi. Todo es cuestión de mirar con gafas de relativismo ¿verdad?
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Por ofrecer otra arista, digo que está bien marcado el tiempo como sustantivo dada su calidad de hijo puta. Sustantivo masculino singular. Sea la edad (la mía)la que me lleva a matizar o sea un súbito encuentro con la esencia de ese bicho que, en efecto, juega muy raro con el subjuntivo y, seguramente, no lo agota (¿es el subjuntivo reserva apache del espítu?)pero que, sin duda, lo provoca. Las hostias del tiempo generan anomalías subjuntivas (v.g. si hubiese sido otro, que dios me coja confesado, ójala haya (o esa hermosura del "haiga")esperanza etc)y subjetivas. ¿Y si esta maldita alma que nos lleva a pisar esta tierra de las escritura - otro bicho de tía - no fuera sino espiral postraumática del "ser en el tiempo", arrastrados por él como pelotas o esas bolas de basura de los escarabajos egipcios, devorados por el tiempo como Saturno merendaba herederos? La ilusión de la vida en el instante...¿no es fantasía de prisionero, alienación y tara, que nosotros experimentamos encerrados en la costra de nuestras corazas, simulando estar fuera del tiempo, cuando en verdad este, el hijo puta, nos arrastra como un canto rodado?

    Salud!

    ResponderEliminar
  6. No estoy muy segura que el tiempo sea prescindible, Rider. No entiendo muy bien el manejo de esa palabra, pero tampoco le doy importancia. De alguna forma se han que medir los días, y las horas, para poder quedar en algún punto de la geografía y que ambos estuviesemos a tiempo.

    Todos nos afanamos en vivir el presente, sí, el instante pero ¿acaso no somos una franja del pasado? ¿acaso no somos retazos y hendiduras de otro tiempo? ¿no somos el producto de contar inviernos y otoños; días fugaces y noches maltrechas? ¿Acaso no nos tienta pensar en el futuro ya que es lo único modificable?

    Qué sé yo...Lo cierto es que no voy a divagar sobre la palabra, porque me pierdo. Sin embargo El tiempo es sentir que estoy viva, por eso creo que es lo más valioso que tenemospor su condición de limitado y de que jamás regresa; es el mejor regalo que puedas hacerle a alguien; es ver que a otros se le está yendo de las manos, pero yo aún puedo agarrarlo aunque sea este sólo instante para decirte, Rider que Hoy he venido a ver un sol a lo lejos, un pino y unas ramas desnudas; para contarte que hay días en los que me gustaría actualizar la vida en un segundo y tan sólo hacer "click"

    ...Cuando el niño era niño,
    era el tiempo de estas preguntas
    ¿por qué yo soy yo y no soy tú?
    ¿por qué estoy aquí y por que no allá?
    ¿cuándo empezó el tiempo y dónde acaba el espacio?
    ¿es la vida bajo el sol tan solo un sueño?
    es lo que veo y oigo y huelo
    ¿no es solo una ilusión del mundo ante mundo?
    Dados los hechos de la maldad y de la gente.
    ¿existe realmente el mal?
    ¿cómo es posible que yo, que existo,
    no haya sido antes de existir y que alguna vez yo, que existo,
    ya no seré quien soy?(...)

    Peter Handke

    ResponderEliminar
  7. Absolutamente, nos afanamos, infructuosos, en parcelaciones que no son, que no pueden ser, jamás (el todo sin nada).

    ResponderEliminar
  8. Citizen. La lectura del texto actúa como una lente. La intensidad menos obvia satisface la necesidad personal y además se adentra en otra mirada. El relativismo me queda muy lejos. Tras la ruptura del lenguaje no determino lo verdadero de lo falso por no dejar las cosas girar simplemente, dejar las cosas en sí, en esos huecos para que encaje la pieza. Saludos.

    L. He leído estos días gran parte de los poemas de Peter Handke. Desconozco en gran parte su filosofía. La suya igual que la de muchos otros. Leeros me produce también otro amable secreto. Abre el simposio vernáculo, el tejido exacto para cubrir mis lomos. En cambio una palabra como tiempo sólo me impera una palabra, una luz. Escucho un tic.tac y a él acuden las piedras del tiempo a curtir mis entrañas. Estaría muy bien no disimular, y estallar en un instante contra ese canto rodado pero a mí ese canto rodado me parece arquitectura. Jodida e incluso a veces posmoderna. Hablas de corazas, yo te hablo de cortezas por ser también deduzco piel compartida. Salud y un abrazo!

    Inuk. El tiempo es un elemento prescindible, para saber qué es el tiempo. Simplemente quería decir eso y confieso que me alegro de que no me hallas entendido y leer lo maravilloso que me cuentas. Y para darte la razón decirte que el tiempo funciona incluso en un trozo de piel como en uno de papel. La piel de Marat por ejemplo vivió muchísimas vivencias y el papel donde Corday se identificaba simplemente, esa, la identificación y se manchó de la sangre de aquel dinosaurio. Para entender el dinosaurio es prescindible el elemento del tiempo. La foto es en mi pequeño paradiso, confieso que allí no necesito más click que el de la cámara. Una isla a la que quisiera dedicarle una entrada. Abrazos.

    Joven Cuervo. Parcelaciones, rejas, presentaciones, regímenes, aforismos, territorios, grupos sanguíneos, hoteles, corazas…

    todo para hacernos más cautivos
    Me gusta tu nada.

    ResponderEliminar
  9. Vera. De tan maleable que es perniciosa si se exagera. Y puede llegar a ser obvio si se analiza. En cambio el que se debe analizar es el significativo. Teniendo en cuenta que entre las manos se nos escurre la mayor parte. Hay semanas que son un día, y al fín un nuevo día. Biquiños irmanciña. Mira que hijo puta es el tiempo que me olvidé de comentarte.

    ResponderEliminar
  10. Por isso é fundamental viver intensamente os momentos...
    Tudo de bom!

    ResponderEliminar
  11. Me costaría muchísimo entender mi vida sin el tiempo, sería tan etérea que se me escaparía de las manos y saldría volando al subsuelo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Sería genial no pensar en el tiempo, pues cada vez que lo hacemos, nos traga.

    ResponderEliminar
  13. El tiempo, es aquello que a todos nos trae de cabeza, que hace parar o volar según el corazón, cual es el real y óptimo ¿el que marca nuestro minutero a golpe de imanes? ¿el que hace que se detenga nuestra vida por un sentimiento?, el que felizmente estrujamos o el que alargamos con la agonía...

    ResponderEliminar
  14. El tiempo se convierte en una abstracción sino “obturamos” adecuadamente el crepúsculo que transporta. Si nos perdemos en esa meta teórica del tiempo nos metemos en la boca del lobo. Nosotros siempre estaremos buscando la afirmación, la identidad en esa ruina, rutina. El tiempo esculpe, pero el hombre también puede competir creando, sembrando con ternura y presencia la “apertura”.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

o tu no-comentario

on the road