30 de enero de 2012

Ayer, Bessie Smith

Need A Little Sugar In My Bowl - Bessie Smith
digo lo de siempre, clicar para audio





         Nacida entre 1894 y 1900  en Chattanooga, Tennesse, la octava hija de una familia pobre, que perdió a la madre, tuvo que ganarse la vida con apenas diez años en la calle, donde cantaba y bailaba por unas monedas. Su suerte cambió en 1912 cuando fue descubierta por Ma Rainey, pionera del blues rural, quien la vio y acogió como una hija. Aunque no prosperó economicamente sí obtuvo cierta destreza, le enseñó cargar de fuerza y significado cada palabra. Sus interpretaciones se reconocen por sus ceremonias internas, deliciosamente rítmicas, elegantes, adornadas con aparentes improvisaciones gracias a su intensa expresión.



                      Fue Thomas Edison, el inventor del fonógrafo, quien grabó en el año 1921 las primeras canciones de Bessie, pero optó por no editarlas al considerar que carecían de interés suficiente como para comercializarlas. También se vio obligada a ejercer como bailarina en la Compañía Moses Stokes, como cantante en cabarets, clubs, teatros y espectáculos de vaudeville. Pero los años veinte la coronaron de éxitos tocando con Armstrong, la gran orquesta de Fletcher Henderson, Coleman Hawkins, Benny Goodman y Bix Beiderbecke). Su calidad era patente, dicción rotunda, un increíble control de la altura de las notas. Dando como resultado un desgarrador gemido blues.

             Billie Holiday recuerda cuando a cambio de unas monedas limpiaba toallas en un burdel «...le decía a Alice que podía guardarse su dinero si me dejaba subir  a la sala de estar para escuchar a Bessie en su gramola». 




En la historia del blues existe más de una reina

sólo una emperatriz.





     Sutilmente se consuimió entre ginebra y candentes romances, ya fueran hombres o mujeres. La gran depresión de 1929 la hundió como a otros tantos músicos. En cambio ella todavía actuaba. Los propietarios de los locales desconfiaban de su presencia los días de la actuación. Su carácter dependía de los efectos del alcohol, y en cambio, su generosidad era una constante. Su productor se esforzó para que ahorrase y costearse una casa. Vinieron años duros. Giras sureñas y el matrimonio con un policía, aficionado al dinero fácil. Su última grabación tuvo lugar el 24 de Noviembre de 1933. Ese mismo año John  Hammond la encontró en un speakeasy (establecimiento que vendía bebidas alcohólicas durante la ley seca) de Filadelfia con una mujer de gran tamaño, que “cantaba apoyada junto a un triste pianista y estaba deprimida”. Borracha y abandonada la cantante no apreciaba ninguna cuestión artística de su acuerdo con ningún productor. Solo quería el dinero.



          Estando de gira con la compañía de la obra musical "Broadway Rastrus" el 26 de septiembre murió en un accidente de tráfico, después de ser rechazada en un hospital por el color de su piel.




     La tumba de Bessie en Pensilvania no tuvo lápida hasta 1970 y fue costeada en parte por una de sus mayores hinchas del mundo del rock, Janis Joplin, quien dijo de ella “Bessie me mostró el aire y me enseñó cómo llenarlo”.

.


Hoy es un día frio de invierno y ayer.




14 comentarios:

  1. Se me eriza la piel cada vez que la oigo. Sí, ella es la Emperatiz.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  2. Sí, además al verla uno puede notar su humor. Sin él no creo que lograse haber sobrevivido.

    ResponderEliminar
  3. Una vida errática y nada sencilla, años difíciles aquellos especialmente para la gente de color... parece mentira que no haga ni un siglo de ello.
    Fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  4. Un abrazo demente y corazón amigo.
    Como decía Armstrong hay que amar para poder tocar. Vivir y como hacían ellos arrancarle a la vida una sonrisa.

    ResponderEliminar
  5. Voz que viene de la herida, de la cicatriz. Voz que es nuestra alma sangrante....Sólo ahí hallamos cobijo
    Besos

    ResponderEliminar
  6. La voz debería ser como una luz. Me recordase un poema de Pedro Salinas que del tema sabía más que un faro.

    LA VOZ A TI DEBIDA

    No quiero que te vayas
    dolor, última forma
    de amar. Me estoy sintiendo
    vivir cuando me dueles
    no en ti, ni aquí, más lejos:
    en la tierra, en el año
    de donde vienes tú,
    en el amor con ella
    y todo lo que fue.
    En esa realidad
    hundida que se niega
    a sí misma y se empeña
    en que nunca ha existido,
    que sólo fue un pretexto
    mío para vivir.
    Si tú no me quedaras,
    dolor, irrefutable,
    yo me lo creería;
    pero me quedas tú.
    Tu verdad me asegura
    que nada fue mentira.
    Y mientras yo te sienta,
    tú me serás, dolor,
    la prueba de otra vida
    en que no me dolías.
    La gran prueba, a lo lejos,
    de que existió, que existe,
    de que me quiso, sí,
    de que aún la estoy queriendo.

    ResponderEliminar
  7. Me encanta ese poema de Pedro Salinas, porque casualmente conozco más el amor por el dolor que provoca, que por los buenos augurios, y francamente ni me molesta, ni me importa y mucho menos un estigma. Lo vio tal cual y formando parte de un mismo todo.

    Por cierto gracias por presentarme a esta mujer, me acompañará muchas tardes, ME FASCINA

    ResponderEliminar
  8. Debe ser un proceso. Una extraña alquimia. A causa de los sentimientos surge el deseo, del deseo el apego y de ahí la conversión… unir tu alma con la de otra persona, puede producir y ahí entra el peligro, el desgaste, el dolor… La amistad causa menos fiebres y piruetas , así a todo es bueno encontrar bondad en las reconciliaciones. De Salinas le aconsejo sus cartas a Katherine Whitmore.

    Gracias por pasarte y dejarte acunar por las melodías de Bessie. Su voz sigue vigente.

    ResponderEliminar
  9. A ver...nada sabía de ella ni de su arte, pero tu texto desborda una pasión que se me hizo escalofrío, a pesar de los 40º. Un abrazo, querido.

    ResponderEliminar
  10. Un texto que gira 360º en torno de la voz única de Bessie Smith.

    De cuando la voz era arte y esencia.

    ResponderEliminar
  11. Releo esta entrada y se me queda una y otra vez grande la vida y voz de Bessie...se siente uno tan pequeño e insignificante al oírla, y aún así arropado...

    No sé por qué, la escucho y pienso, entre tantas cosas, que Titania es la octava luna de Urano; que hay tantas lunas en el sistema solar y que conozco tan pocas...¿a cuál deberán los seres así de especiales su influjo? ¿serán como yo, esclavos de nuestra Luna, o regirá sus destinos otra suerte de astros, lejanos y desconocidos para nosotros, los comunes y mortales?...

    Un beso, Rider.

    ResponderEliminar
  12. interesante el blog, he encontrado cosas e historias interesantes.
    gracias por seguirme
    pasarè a leer tus nuevas entradas
    un saludo
    Blas

    ResponderEliminar
  13. En primer lugar la sinceridad: no la conocía. Así que fui a escuchar algo a youtube. Estará en la lista de mis cantantes para escuchar en días especiales.
    Un gran abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
  14. -maquinista; …la música nos acerca al origen de los tiempos, cuando esos satélites eran gas y polvo y también es la música la que nos quita de nuevo y posa nuestros pies en la tierra. Los seres que participan de los influjos no son tan distintos de usted pues simplemente prensan la expresión en notas sacando del polvo aquel aparente primitivismo que subyace en cualquier esencia.
    Un beso para vos y maquinista.
    -Blas; … noi civettiamo la ricerca per il gioco per farla corta a tutti i costi ma… los extraños mecanismos que tiene la vida cotidiana nos induce a buscar distintas formas para descubrir tanto nuestra posición en el juego como el juego mismo. “Cosas e historias”
    Saludos
    -Humberto;… agradezco tu visita. Espero que encuentres momentos ociosos y especiales para reparar en los sentimientos que emanan de esta Emperatriz del Blues.
    Un abrazo.



    - espero quitarme esta pereza parasitaria y escribir algo nuevo . grazie a tutti

    ResponderEliminar

o tu no-comentario

on the road