15 de enero de 2012

Bágoas de prata

                                                                                                                          “Esculpir en el tiempo"
ANDREI TARKOVSKI

“Una y otra vez, el hombre se pone en relación con el mundo
 movido por el atormentador deseo de apropiarse de él,
 de ponerlo en consonancia con ese su ideal
que ha conocido de forma intuitiva”


"Bágoas de prata" - Abe Rábade trío



ilustraciones de Natalio Bayo

“La leyenda de Fatumeh
GUNNAR EKELÖF

*
Alguien me miró desde una ventana
que daba al Norte
alguien me miró desde un mirador en voladizo
un mirador de madera tallada¬
como el Pájaro en la Jaula
colgando en la fachada de la casa
Tu Propia prisionera
.
Dura es la vida, y Otra Cosa
no es la Muerte
.
Para el pájaro la jaula no es una realidad
No la comprende
La mirada de su alma solo busca lo útil
lo que es comestible para los pájaros
No ve otra cosa¬
y yo me ocupo únicamente de mi labor de aguja
.
Dura es la Vida
y Otra Cosa no es la Muerte
Su espacio no mide más que unos pies
pero hasta eso es Distancia
La jaula del pájaro es su propio Ser
así como mi cuerpo es mi propia Reja
Tú la convertiste en una parrilla
pero mis gritos no se elevaron más
en relación al peso de mi cuerpo
que los pájaros en relación al suyo¬
Dura es nuestra Vida, y Otra Cosa
no es nuestra muerte
.
Una mirada desde un mirador que daba al Norte
me enseñó también el lenguaje de los pájaros
Se dice que los pájaros son Almas
¡Dime, dime del lenguaje de los pájaros,
una palabra que sea Nada, una palabra de la Nada!
¡Dime esa palabra, Alma de mi Alma!

*

No, las almas no se hablan
unas a otras
de manera diferente que los pájaros
Y los pájaros no se hablan
de manera diferente que las almas
Mientras nuestro oído necesita
una multitud de palabras
de sonidos laboriosamente ensamblados
para que lo dicho llegue a su destino
les bastan a ellos unos pocos
Les basta con variar su intensidad
variar su acento
*




Sencillo es el nacimiento:
Tú devienes de tú
Sencilla la muerte:
Tú dejas de ser tú
Bien podría haber sido al revés
como en un mundo especular:
la Muerte podría haberte dado a luz
y la Vida haberte apagado
lo uno igual que lo otro¬
Y quizá sea así:
De la muerte has venido, lentamente
te va aniquilando la Vida

                                                                                                                                                 
                                                                     
                                                         
                                                                            *                                                             El amante





Ni la luna ni el sol ni las estrellas
me dieron luz
Fueron las tinieblas
Y la luz del amor dentro de mí
cuyos rayos perforan mi cuerpo
.
Como si yo no fuese nadie
le diste tú, Fatumeh, una sombra
a mi alma
Me diste una lámpara
de plata, al marcharte

[…]






*



*

                La leyenda de Fatumeh es fruto de un viaje a Turquía y la condensación del orientalismo del poeta sueco Gunnar Ekelöf. Impidiéndonos una lectura sintética pues parece arrojarnos a lo heterogéneo separándonos de nuestras ideas de la realidad, el amor como consumo, el cristianismo esa religión esclavista de inspiración neoplatónica, pues, en la vida todo es simultaneo. No hay escisión entre alma y cuerpo, entre el bien y el mal. Existe entonces un acercamiento a la vida. Es un poema errante y convergente, de espejos cóncavos. La eternidad de las ruinas. Las rótulas del silencio. Los jalones de la historia. Esas grandes civilizaciones y sus esqueletos que son los monumentos que nos devoran como hormigas sin demora. Tal vez deberíamos aceptar nuestra animalidad con mayor honestidad. Tal vez Montaigne no erraba al formular la hipótesis por nuestra incapacidad de comunicarnos con los animales, “tal vez nos consideran bestias, como nosotros a ellos”. Fatumeh, una prostituta otomana. Entre dos delicados infinitos azules.

*

                En uno de esos infinitos me encuentro con el canto de la ballena azul, cuyo sonido es el más poderoso emitido por un ser vivo, ya que con 188 decibelios supera el bufido de un motor a reacción. Sin embargo, es tan grave que los humanos apenas lo oímos. Las variaciones naturales de la salinidad del agua de mar crean pasillos acústicos que trasmiten el sonido y se ha calculado que las ballenas los utilizan para comunicarse de un extremo a otro del océano Pacífico. Un solo canto de media hora puede contener hasta 100 millones de unidades de información. Cada especie de ballena posee un sonido característico. Cada ejemplar es fácilmente identificable por sus complejas melodías. La ballena modifica constantemente su canto y en dos años compone una nueva melodía que la caracteriza. Tal vez se posa en un nuevo océano…

             ...e deixe escorrer unha bágoa de prata.


                                                                   “A beleza é verdade, a verdade beleza,
 iso é todo o que sabedes na terra,
 e todo o que precisades coñecer

John Keats

15 comentarios:

  1. Desconocía que existía una edición en castellano de este libro, me habían hablado del mismo pero mi nivel de sueco no es tanto como para disfrutar de la lectura de su poesía. Y por lo que veo la edición va bellamente ilustrada.
    Aceptar nuestra animalidad es quizás lo más difícil y lo que curiosamente nos haga más humanos, mucho más que la ciencia o la tecnología. Convivir con nuestros sentimientos, aceptarlos y explorarlos de manera natural, tal y como germinan... y quizás en una de esas consigamos entender a los animales, las sutilezas del canto de las ballenas que se propaga de costa a costa, de sus melodías que quedan capturas entre aguas a la deriva por años, quien sabe si quizás para que algún día entendamos la vida que tiene lugar bajo las mismas. En esas aguas donde nació la vida y donde sigue creciendo de espaldas a nuestra ceguera terrestre la mayor diversidad inimaginable.
    Un abrazo bien fuerte Rider, me voy envuelto en un susurro de ballena, tan poderoso como silencioso. Surcando olas.

    ResponderEliminar
  2. ...con la intensidad y el acento de un pájaro depositas una nueva ramita en este delicado nido...punzante y hermosa, llena de sabiduría, la poesía de Gunnar, y bellos también los trazos, las luces y sombras, de las ilustraciones de Natalio Bayo -parecen ambas obras 'por terminar', delineadas finamente pero dejando una pequeña abertura, un hueco por el que colarse, y es algo que me encanta, siempre presente en los trabajos de quienes saben de la imposibilidad del conocimiento cerrado, total, si se quiere llegar a alguna verdad........aunque ésta lo sea sólo a medias...)
    Y todo concentrado en la fantástica reflexión final, tu visión, esa que construye este nido, este espacio. “No hay escisión entre alma y cuerpo, entre el bien y el mal. Existe entonces un acercamiento a la vida (...) Tal vez deberíamos aceptar nuestra animalidad con mayor honestidad.” Geniales picotazos-sentencias, que ayudan sin duda a lo que dice su canto: acercarnos a la vida, aceptarnos honestamente como animales, como ballenas de infinitos cantos, modulables y cambiantes, año tras año...

    (Una maravilla igualmente el comentario de Aka; abrazos para los dos ;))

    ResponderEliminar
  3. ah! y la música, dulces lágrimas las de Abe Rábade, genial como siempre ;))

    ResponderEliminar
  4. Por favor, qué encanto...y dura es la vida.

    ResponderEliminar
  5. - Bienvenido Aka.
    Me encontré con dos ediciones del libro. Aunque no encontré sus primeras obras que realmente buscaba. A medida que iba tejiendo la entrada, me acordé sin duda de alguno de tus relatos, creo que no se trataba ninguno de la caperucita roja, y además, observé que Gunnar cursó estudios en Upsala. En lo tocante a los animales mencionarte que el camino de la sociedad, es la de esclavizar, triste sí. Las palomas, las ratas, los zorros y otros tantos ejemplares de europa se han aclimatado a las ciudades. Y la tradición judeocristiana por ejemplo justifica con un diluvio nuestro poder sobre ellos, los hemos capturado, domesticado y ha de ser así. Extraño concepto perfeccionado en el horror. Ellos nos miran, sin hablar, intentan salvarnos acercándonos al latir diario. Tal vez ellos sean el espejo que abraza la totalidad del mundo. Un saludo, lo dejo ir arropado de ese susurro que seguro lo cobijará. Lo susurros no son sin motivo. El susurrar difiere en que su cometido no es otra cosa que sugerir, el que susurra o habla bajito no gusta de que le den la razón a la primera.

    - Maquinista; …excuse mi singular pereza pero acabo de dejar una carta en su tren. Ojalá no sea tarde y pueda abanicar con ella a su tripulación. Y gracias por el encuentro con esos cantos de ballena, hace poco, en un ritual de pájaro sin pluma me comentaste lo siguiente… [[…las alas de la soledad crecen hacia dentro, y dibujan en sus caras interiores un éxodo unipersonal sobre el que sólo pueden quedar marcadas las huellas poliédricas del pie del héroe, como en una suerte de (in)migración, (auto)exploración y (re)conquista de lo propio. No debe pisar ese camino nadie más……
    …y esa luna rota sobre el mar, con sus trazos remolcándose hacia el abismo, cae a gran profundidad porque el viaje verdadero adopta siempre la forma de búsqueda, y es necesario por tanto hundirse hasta el centro para poder alcanzarse a uno mismo, girarse y expiar ese apetito no ya en banquetes de carne ajena, sino en autofágico ritual sobre el altar del propio pecho….]]
    Sucede que es artificial cualquier modelo prestado. Ver con los ojos de otro dicen. Será mejor arrancarse los ojos para buscar en el hundimiento esa luna rota, distinguir en sus fisuras los múltiples cantos tal vez infinitesimales. Me despido con un susurro. No es difícil imaginarlo. El piano de Abe navegando de costa a costa. Derramando bágoas de prata.

    - Joven cuervo, …y breve.

    ResponderEliminar
  6. - Moisés Moitas grazas, farei um vôo por seu espaço e olharei o seu. A simples vista tamén sembra posuir un Lindíssimo blogue. Prof. Catatau.

    Adeus e unha aperta.

    ResponderEliminar
  7. Que bellas imágenes! de trazo libre...
    Y dejaré libre a mis dedos para tipear este cuerpo... esta entrada vibra en mi desde hace unas tardes
    Navego geografías verbales, mares de textos
    y esta bahía siempre me confiere inspiración.
    Esculpir en el tiempo una historia
    Y esconder el mundo en mi puño para que sea mío hasta la muerte.
    La lectura vibra profundo y persiste en las cuerdas
    El hombre es un creador
    Esculpe
    Adapta un mundo en vez de un gen
    Persigue libertades y siempre
    queda una libertad que liberar.
    No se trata de alimento
    Se trata de pasión
    Una mujer que amar
    Ser amada con descaro
    Las jaulas, los cuerpos, los intocables, tocar sin sentir sentir sin tocar
    Complicar con las palabras las miradas
    Alimentar la mirada con palabras
    Decís: en la vida todo es simultaneo y yo
    del otro lado del mundo muevo mi cabeza, lo afirmo.
    Y mi gota cayó en tus ojos pero no te sientes mi humedad
    El océano de tu cuerpo solo, anochece en una cama invernal, mientras un atardecer, incinera las curvas que llevan hasta mi garganta
    Y en uno de esos infinitos me encuentro con vos

    ResponderEliminar
  8. Me uno al comentario sobre la belleza de los versos (y no me considero buen lector de ese género: ante él me muevo como discapacitado). Sin embargo me gustaron.

    Noto la vibración de la ballena componiendo entre sus tripas la sonada.

    ResponderEliminar
  9. Lo que más me llamó la atención de este blog es la unión de la belleza del texto a la belleza de los comentarios. Todo un logro.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
  10. - Corina …será el maldito deshielo polar, ese mismo que acaba con el hábitat de aquellas árticas especies que deja un corredor doloroso en el océano para que nos podamos hablar, comunicarnos en estos tiempos tan locos y que declinan por oprimir la poca bondad que nos hace ser lo que realmente somos, animales que vivimos simultaneamente. Te agradezco compartir el temblor, comunicarte desde el amparo de tu jaula hasta la mía. Estas jaulas cuyos barrotes no son otra cosa que las palabras, y a veces pienso que serramos con el sentimiento. Nos esperemos ningún coro de ángeles. Apresemos nuestra libertad aunque duela.
    Un abrazo, que arrope el calor de tus latitudes.

    - L ; …bienvenido y bienhallado como del vientre del Leviatán en nuestra condición de oyentes. No sé si creer cuando dices ser mal lector de poesía. La tuya, dentro de tus zigzags es bien profunda, confiere interpretación, las palabras no son liberantes, en cambio provistas del gesto, la fotografía…. digamos el aflujo de sangre en el rostro de un conocido, la cerilla que arde entre los dedos son planos partidos de una misma situación, una metamorfosis de un mismo sujeto.

    - Gracias Humberto … serás siempre bien recibido. Una de mis obsesiones, confieso, es la de dotar de unidad a mis entradas. Busco las imágenes, busco las melodías casi más que los textos pues éstos de me ofrecen de mejor cara. Pero combinar las tres cosas es difícil. Sobre todo la música, pues no son pocas las veces que busco en las tonalidades de la canción una simetría con el texto en cuestión. Como diría Cortazar mirar una taza de café no es simplemente mirar una tacita “ …los quanta, Planck y Heisenberg, se mate explicándonos a tres columnas que todo vibra y tiembla y está como un gato a la espera de dar el enorme salto de hidrógeno o de cobalto que nos va a dejar a todos con las patas pare arriba. Grosero modo de expresarse, realmente.”

    Bendita Moreliana.

    ResponderEliminar
  11. Fascinante,
    Suelo pasear por muchos lugares, pero quedarme en más bien pocos, pero aqui me quedo y como me encantan los números pares, pues mucho que mejor.

    ResponderEliminar
  12. Las ilustraciones con ese toque místico, de Oriente me han cautivado, ha sido una bonita sorpresa navegar un poco hoy por blogger además de por las palabras de Gunnar Ekelöf...me apunto una nueva lectura.

    Una fuente inagotable de ideas debe de ser cada espacio... abriendo una nueva puerta casi imperceptible ;) (véase el rodapiés)
    Sorprendente :)

    ResponderEliminar
  13. - carmeloti ...los números al fín y al cabo son números, las operaciones son las ocasionantes, quedarse, irse... operantes al cabo.

    - paula ; es muy bella esta poesía, ahora me encuentro leyendo cosas bien distintas, la poesía de Samuel Beckett. Sin duda, un rostro. Que parece un libro.

    ResponderEliminar
  14. ABE RÁBADE ...10 AÑOS MÁS TARDE

    SIGUE COMPONIENDO...

    http://www.aberabade.com/noticias.html

    ResponderEliminar

o tu no-comentario

on the road