31 de octubre de 2011

Alas


Texto o divertimento escrito a principios de este milenio.




A - ¿Tú! ya tendrás un heterónimo perfil.

L – Debemos librarnos de la libación de la realidad. Hete ahí. (Se tapa las ventanas de la nariz y lo mira de soslayo).

A – Grato es poder navegar como los estoicos, pero ora veo el mundo en movimiento, ato las imágenes, las enlazo, yo también me muevo como las nubes. Sin poder desanclarme de ti. Haz el favor de respirar y continúa el sueño.

L – Es esto. El temor a quedarme arrinconado en aquel rinconete, cabeziturno, catalizando hadas, reteniéndolas en el espectro visible del hueco de aquel rinconete.

A  - Apoya la cabeza en mi regazo. Así. Qué pelo más hermoso. La noche nos acoge como un paraíso de infinitudes sin mancillar. Mancillar, hum. Ahora, junto a ti, cordero balador, puedo descansar y dormir o pensar en quien tu nombre llevara.

L – Un cortejo de Pléyades posa su vida en aquel hueco. ¿Ves? Veo sus vidas y (…lo siento como un espejo/decente) conozco (esa siempre cruzó la hoja haciendo el mismo gesto) la esencia unipersonal de cada una. Todo se estrecha. Incluso las alas de los vencejos. Míralos, son siempre los únicos que no mueren. Siempre el mismo canto. Siempre los mismos nidos… lo que tú y yo decimos.

A – Es importante no salirse del círculo, girar girar, apartarse del sepelio. Sólo las Parcas pueden hilar con los pies helados.

L – Comienzo a marearme.

A - ¿No vas a darme un beso?

L - ¿Para qué?. Eso mismo que podría darte se diluiría en el mismo momento, ahora bien; no en el contiguo. Asperezas, imposturas.

A – Mientes.  Escucha el impulso nítido de nuestro corazón. Los molinos, buscan el aire, ya que de sus aspas mana la misma sangre que de nuestras voces. No duermas y atiende a esta razón.

L -  El tiempo desbaratará cualquier eco. El tiempo remolinea porque no avanza ni hace progresos. Zalamea a los que como yo, se quedan ensimismados en aquel rincón. La gente deplora saberlo, sería indecoroso, un batacazo.
A – Por eso no dejamos de ser. Veo, te siento y todo lo demás sirve de pretexto…  hum, pretexto.

L – El suelo se reblandece y tu mirada estrofa esta luz blanca que entra en el cuarto. El blanco de tu uña que se desprende. Tengo la inusitada sensación, de que alguien va a llamar a la puerta y yo no recibo visitas en albornoz.

A – Sería una indudable injusticia. (Abre la puerta y mira). Afuera no hay nadie. (L, endulzado, se sienta al pie de la cama). Aliviada tu penuria, conserva las sombras que me propones. (Dice cuando escribe en nombre de su amado/amigo en el aldabón de madera con la esquina de una galleta).

L – (Bisbisea).

A – Voy a colgar esta galleta de aquel clavo. No vaya a ser que por una diablura me acuses de conspirador de una injustificada intromisión.

L – Así en diagonal, pareces el lomo de una cascada de un caudal efímero. Aunque no esté en gracia para hacerte el primer diagnóstico.

A - ¿Tú crees buen muchacho?.

L – Sería inmoral que así fuera. Habrá indicios de que soy un amable bizantino, harto en diagnosticar, la caricia, el sentido rotatorio de la senectud desempedregada del sueño. Donabela veni cua ladroni beso vengo. La sartén dónde diablos se atopa, quiero freír  mi lengua en vosas entrañas. Arrepíos.

A – Cero de conduite. Dirán que sois un león paranoiac y te pondrán otro escalón encima.

L – Una fotografía que cobra vida. La luna que surca la parábola. Deberías colgar una. Estas sobrias paredes me abren el apetito.

A - Mirando al mar tus labios bruñen lo que persiguen. Se remiten a bañarme musitando ahora la amplitud de tu pecho y nuestra inmortalidad.

L – El otro día me rompí las sienes en saber qué de querer te retiene conmigo, ¿será un implante al vacío? y que te mantenga contradictoria estampando al reino sensorial la compostura. He anclado un vértice en un mullido nido emulando los brazos en cruz sino tienen otro remedio, irremisibles a un remolino de voluntad capciosa y al fruncido del tiempo. 

A – La duda es un estadio del que no ausentarse, apéndice intratable desde dos puntos de vista. Los puntos ( se acuesta acurrucándose a las mantas) finales son nuestra mayor valentía. No hay retrocesos pero si volvemos atrás buscando germen lo hacemos en espiral.

L – Somos jóvenes para llegar a un punto. La noche te languidece. Parecemos frívolos pero nos tapamos el rostro. (Unas manos que ofrecen algo, o que se ofrecen a sí mismas).



c c metamorfoseando en sombra de árbol

....
Si habeis llegado al punto final. Os haré una confesión. No existe mayor pasión en mi vida que el B-L-U-E-S



Big Joe Williams - She Left Me A Mule To Ride


...

22 comentarios:

  1. Respuestas a los comentarios de la anterior entrada –

    Moderato; me gusta que te guste. La poesía produce una soledad hermosa. Trasmisible.

    Maquinista; vamos creciendo a medida que vamos perdiendo frivolidad y saber que somos nada más que polvo. A veces de carácter arcilloso y otras de carácter pedregoso y escarpado. Somos mineral dotado de electricidad y química. Gracias por observar que el mapa del amor proviene de la fotografía, el caracoleo singular de las hojas en retirada.

    Ahab; yo tampoco tengo nada que decir. Sólo continuar.

    Mónica; gracias por la visita aunque sea del Uruguay, serás siempre bienvenida, un placer vernos y hasta la próxima.

    ResponderEliminar
  2. ¡Bienvenido al club bluesero! Pero a mí lo que más me pone es todo jazzzzzzzzzzzz :D

    Beso, besito, besazo.

    ResponderEliminar
  3. Pues si vamos de música (me apunto al baile), pinchad una samba y haré saltar el tensiómetro. Hace poco descubrí la kizomba y casi me enamoro. Pero en cuanto suene una rumba-bolero y el partenaire sepa bien el camino, al terminar... ya me habré perdido (derretido).

    Tengo que volver a las clases de baile. Eso sí que es abrir las alas y volar...

    Biquiños, C.C.!

    Carmen.

    ResponderEliminar
  4. Por cierto C.C., ya te puse en mi lista en Meiga. Mira que no te daba encontrado en el escritorio, y no quiero que te me pierdas de nuevo...

    ResponderEliminar
  5. Si, he llegado al punto final y comulgo totalmente:el blues es una pasión,una adicción y una devoción...

    Una radio on line de blues me acompaña religiosamente en lo cotidiano.

    Saludos

    PD: se ma habia olvidado,por supuesto.tu texto tan bueno como siempre.

    ResponderEliminar
  6. Si, he llegado al punto final y comulgo totalmente:el blues es una pasión,una adicción y una devoción...

    Una radio on line de blues me acompaña religiosamente en lo cotidiano.

    Saludos

    PD: se ma habia olvidado,por supuesto.tu texto tan bueno como siempre.

    ResponderEliminar
  7. Liberarse de la realidad o liberarse del sueño, siempre estamos debatiéndonos por liberarnos de algo. Será que somos de naturaleza ligera y nos cuesta avanzar con sobrepeso. La necesidad de crear espacios para nuevas experiencias. Disfruto con cada uno de tus diálogos o divertimentos, pues en ellos la belleza de las palabras esconde algo más que belleza, me obliga a la relectura y la reflexión tras percibir sus primeras sensaciones. Me quedo con la frase "La duda es un estadio del que no ausentarse, apéndice intratable desde dos puntos de vista". Y la fotografía de la metamorfosis en sombra de árbol, muy buena!!
    Espero querido Rider que estés disfrutando de un buen día festivo, con la buena compañía de una banda sonora de blues y buenas conversaciones juntos a un fuego. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Me gusta el final, de manos que ofrecen o se ofrecen a sí mismas. Hablan de una noche de piedad absoluta. Y como nada se de blues, cierro el pico. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Lo que daría yo por una pasión...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Big Joe!! pero ¿a quién no le va a gustar?. Pasión, ardor, fantasía, creatividad, genialidad, y de todo, tanto en tus palabras como en las suyas...
    Perfecto.
    Un abrazo!
    Mar.

    ResponderEliminar
  11. Siberiana; a mí me pone el Blues, el Jazz me relaja y me enloquece. Besos múltiples para usted.

    Carmen; yo también tengo que volver a las crossroads para hacer bailar mis dedos y amar el blues con el rezo y el mazo. Y a volar…

    Carmen; gracias por alistarme meiga, que ya andaba descorazonado con ello porque mis méritos.. no eran más que leerte con placer, cosa que seguiré haciendo.

    Flamel; qué decir del Blues que no halla dicho ya Son house? Alistarse.

    Aka, gracias por el bello comentario. Me guías. Por lo menos reconozco compañeros de viaje.

    Joven Cuervo; hay un modo muy sencillo para aprender Blues y es viviéndolo en directo. Aunque hay un documental didáctico de 7 capítulos producido Por Scorsese muy útil y lírico del tema.

    Toro Salvaje; si no tiene una pasión usted, qué tendré yo? …hablando de Scorsese …

    Mar; cuánta razón en mencionar la “creatividad” de Joe … a favor de una verdad, espiritual.

    Verónica ; el blues la amará a usted, siempre corresponde, para bien o para mal.

    ResponderEliminar
  12. ...resaltaría un algo grande y un otro algo pequeño (aún más enorme) de todos y cada uno de los párrafos, pero no procede amarrar las nubes con un corta y pega para reproducir otra vez entero el texto...;))...sí diré en cambio que me fascina la lucha emocional que subyace a la discusión dialéctica, así como el entretejido de la complejidad y la sencillez, la amargura y la ironía, pero sobre todo el hecho de que el ritmo del diálogo, por suerte, hace que se pierda a veces la terrible crudeza de lo expresado...y pensaba ‘las dos últimas intervenciones de A y L son toda una historia en sí mismas’, pero entonces me doy cuenta de que todo el texto y sus pretextos son la propia Historia de todas las historias (cada una con sus propias anclas, y ataduras, y ecos...y espirales temporales..y...el pero de que todas, en el fondo, son únicas y diferentes...pero... podrían ser la misma...)
    .......enn finn, qué vértigo da cuando alguien escribe un aparente sinsentido surrealista que en realidad esconde (para mostrar) infinitos e inquietantes recovecos, tan reales, en cada palabra...

    ...vamos, que me encantó (una vez más). Touché ;))
    ....silbidos blueseros envueltos en los fuertes vientos que soplan hoy por aquí...

    ResponderEliminar
  13. Vèrtigo me da leer cada diàlogo, pasiòn en cada personaje y con el blues ya te fascina terminarlo.

    un fuerte saludo

    fus

    ResponderEliminar
  14. Hay que ver lo que puedo propinar un beso...

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Un cúmulo de sensaciones y sentires, que te guían al final, con un trasfondo de sueños y de blues...

    Exquisito lugar! Un placer, CC!

    Saludos azules desde mi playa escondida...

    ResponderEliminar
  16. Algún momento, algún día o noche, volveré e intentaré, escribir para mí una parcela, la entraña osesiva del pájaro.

    Gracias Maquinista" fus , hiperión, alga, Joaquin

    ResponderEliminar
  17. Gracias a ti"....especialmente por lo que aún no fue dicho, por todas esas maravillas aladas, obsesivas, que te quedan por escribir desde las entrañas..................

    ResponderEliminar
  18. Siempre me llamaron la atencion los hombre que fuman,aunque siempre,luego,les he pedido que dejen de hacerlo.
    Besos!!!

    (ya se que no tiene nada que ver con tu entrada,pero no puedo decir nada que no te hayan dicho...)

    ResponderEliminar
  19. Leerte es un gusto y nuevamente, también soy una apasionada del blues,,,
    Me gusta la fotografía y el texto, puedo imaginarme la conversación. Me gusta todo el conetexto de tu entrada, incluida la música, besos gigantes,

    de nuevo de vuelta,

    ResponderEliminar
  20. Hola!
    Has cambiado el nombre del blog ¡vaya lío me he hecho!, no te encontraba y no me aceptaba (de nuevo) el blog en la lista a pesar de que lleva otro nombre...

    Espero que estés bien.

    Biquiños

    Carmen.

    ResponderEliminar

o tu no-comentario

on the road