20 de octubre de 2011

La nostalgia cuelga de mis ojos

 
.




Estaba claro que porfiar en los secretos de mi celda y en las enojosas libertades
de mis sueños, componía una errata. Hollaba con exactitud centesimal
un espectro cósmico desparramado en mis simulacros de fuga para adocilar
Aliviar los surcos de mi laberinto. Sabía que creer en la constancia de una huella,
mi huella, por el simple hecho de ser única, pertenecía al pasado.
Al regimiento de los recuerdos y al vórtice de las miradas.

El mundo ardió en la rutina
bajo una llama curuscante y cegadora.
.
.





















*

Tengo sed de mar
Absolver el tallo que sostiene mi alma
.
.


Rumbático bajo la pared del cielo envuelvo la agonía de los peces
que ellos han cartografiado con sus espinas finales fingiendo flagelo y finitud.

La especie gime.
Arde
lanza lava
posa nuestras huellas y abandona su demora
hasta que encuentre el orden necesario
un orden de poder y falta de coraje
 .
.


Comprendo el abismo abriéndose en una tierra agotada
impostada
los puentes hacia el vacío
la equilibrada osadía del sufrimiento humano pero la verdad es
detonar
la evolución para huir de la palabra sublime, desjarretar al hombre
Lanzarlo
a la resonancia de sus ausencias.
Recordará el escenario
y subjetivizará y se empeñará en hacer una tesis científica de la otredad.
.
.


Ya el sol cae como una espada de bronce y amenaza al liquen de mi orilla
con la sangre de siete vírgenes y si es preciso
                                  han de traer los códices bautizados
con la selva de sus entrañas.
Venderé el mueble de mi fama para alzarme a los abismos de mis profundas necesidades.
.
.
.


Nimia mi cara suelta una dirección
una gota
una gota borraría al hombre que soy
Daniel
en esa misma celda
el rizo
el silencio
el enjambre de ciudades disecadas
al que enviaré un juego de té chino, una grulla de papel y un dedo amputado por el anillo del ártico, el polvo de un velamen carente de dignidad como la sonrisa de un ángel gris que incrusta su cálido cuerpo en los engranajes dolorosos
                                        de tus éxtasis maduros.
Devuélveme al árbol
al diálogo con el sol
al dulce filo de la guillotina y al debut de tu regazo.
.
.
.


Escudriñaré el acantilado de tus pechos con el ansia conocida
en los tomos de mi lengua blanca cultivando el reverso
y hundiendo los dientes en el rincón de tus sentidos.
Dirijo las briznas de mi aliento
a extinguirse en un abrazo salinoso
y ya mi mandíbula rompe tu crisálida
para orbitar en el esplendor de tus cicatrices
y en los vástagos malheridos de tus cuadernos de bitácora.

Hay una puerta en el aire

ocultando una ciudad invisible
.
.




Reposa en tu alcoba la ceniza aquella
de un mástil que carece ya de velas
pues la noche vendrá a mí
Mugiré a las estrellas
Reclamaré mi libertad
y las libertades de mi laberinto
las erratas de mis sueños
el silencio del infinito


                       Dejadme
               Aunque vengáis de tierras remotas
La nostalgia, cuelga de mis ojos


...caracolea...



"ORFEO NEGRO" - Aziza Mustafa Zadeh 


14 comentarios:

  1. Mmmmmmmmmmm...nadie sabe que decir? Yo estoy conmovido. Aunque tampoco sé que decir. Entre las imágenes y tu palabra, hay como un filo en mi garganta. Un vacío, una desolación...no sé, no sé, no sé!!!

    ResponderEliminar
  2. Chico, esto es de una calidad superior.

    ResponderEliminar
  3. Hermano, creo que tú y yo blandimos las mismas preguntas, ¿será que estábamos en lugares contiguos cuando nos desprendimos del todo?Hoy, entre otras muchas cosas, me sorprende nuestra coincidencia en palabras que yo me vengo rumiando últimamente. "Otredad, crisálida, cenizas...." Esto es bellísimo. Tienes una extraordinaria manera de regurgitar tu voz. Siempre lo he sabido.
    "Comprendo el abismo abriéndose en una tierra agotada
    impostada
    los puentes hacia el vacío
    la equilibrada osadía del sufrimiento humano pero la verdad es detonar
    la evolución para huir de la palabra sublime, desjarretar al hombre y lanzarlo
    a la resonancia de sus ausencias. Recordará el escenario
    y subjetivizará y se empeñará en hacer una tesis científica de la otredad." Pasas de lo universal a lo individual en los siguientes versos "Escudriñaré el acantilado de tus pechos con el ansia conocida en los tomos de mi lengua blanca cultivando el reverso y hundiendo los dientes en el rincón de tus sentidos.
    Dirijo las briznas de mi aliento
    a extinguirse en el abrazo salinoso
    y ya mi mandíbula rompe tu crisálida
    para orbitar en el esplendor de tus cicatrices
    y en los vástagos malheridos de tus cuadernos de bitácora." Como por arte de birlibirloque. Cómo me alegro de que cada vez estés más ligado a la escritura. Un beso para ti y otro para la chica de ojos de mar....

    ResponderEliminar
  4. Execelente ¡¡¡
    "Eu son a que desenfocada, viaxa atopando realidades, que proxecta fragmentadas"

    ResponderEliminar
  5. Querido Cuervo, podrías citar a Asterión "Ya verás como el sótano se bifurca" Alguna vez dije que los ojos hablan.

    Aina, nada es superior. La costumbre nos hace tal como somos y nos diferencian.

    Vera ...desconozco el exacto instante en que eso se produjo. ¿El libro "Los reyes" de Julio, me lo regalaste vos?

    Darredor Da,

    "Onde está o idealismo que prometeu fame para todos
    o can que nos mime
    deberá ser como a auga do mar dos soños
    onde o pisible faise real
    e o real pasea pola corda frouxa camiño do desterro"
    (Alberte Momán)

    ResponderEliminar
  6. Qué decir Rider, es una maravilla la entrada. El juego de palabras e imágenes la hacen cautivadora... iba leyendo, e iba cayendo y perdiéndome más en ellas, en un universo que has creado. Con tus textos siempre me pasa igual, lo leo una primera vez y me cautiva el lenguaje, me dejo llevar por su poesía. Luego hago una segunda lectura buscando comprender cosas que intuí en la primera y creo descubrir cosas, cuestiones, sobre todo cuestiones. Y cuando voy a por la tercera y cuarta para desenmascarar esas cuestiones, ya no puedo ver nada, se convierte en un simple sentimiento. El escrito es una maravilla... me atrajo el título, y le sucedieron los versos. Secundo a Vera en su alegría por gozar lecturas tuyas con mayor frecuencia.
    Voy a apagar el incendio de mi rutina... espero que consigan calmar los fuegos terroristas que arden en Galicia. Las imágenes bellas, cuanta añoranza de las luces meridionales a estas edades del año!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Soy incapaz de recordar si te lo regalé yo, pero seguramente lo leímos en aquella época. Acabo de recordar que la idea de Los Reyes la tuvo Julio cuando subía a un colectivo....En una segunda lectura te imaginé cual minotauro atrapado en el laberinto, rumiando la soledad propia. Laberíntico es el camino para salir de uno mismo. Igualmente lo es el camino para llegar al otro. Me alegra que hayas decidido buscar tu salida en dirección al norte. Bico(hoxe verei a Bego. Botarémoste de menos....)

    ResponderEliminar
  8. Estupendas las fotos y el texto...

    Saludos y buena tarde de viernes.

    ResponderEliminar
  9. Yo, claro, me quedo con esa "Sed De Mar" y esas fotos tan preciosas... y muchas partes de ese texto... y la musica... y en fin, que me ha encantado CC.
    Un abrazo,
    Mar.

    ResponderEliminar
  10. Ya sabes que me pasa algo parecido a lo que tan bien describe Aka y leo y releo varias veces tus entradas.

    El inicio es impactante y hermosamente rematado con el final que acompañas que además de ser el final perfecto, me encanta como lo describes "Mugiré a las estrellas......el silencio del infinito".

    Pero ésta vez si que me quedo con una parte para mí de todo el texto Daniel.
    "Escrudiñaré el acantilado de tus pechos......y en los vástagos malheridos de tus cuadernos de bitácora/ Hay una puerta en el aire ocultando una ciudad invisible". Unas palabras que me han cautivado de principio a fin.

    Las fotos, ni que decirte....me gustan.

    Me encantó Daniel, una entrada para gusrdármela y leerla muchas veces.

    Un beso que se pierda entre ese caracoleo de tú nostalgia.

    ResponderEliminar
  11. Aka, las relecturas son otras posibilidades que nos damos. Seguramente en mi haber tenga decenas de libros releidos, relecturas que no son otra cosa que atajamientos para moldear la historia y su oscuridad. Tornear la mirada derredor un universo personalizado y lleno de juegos. Un abrazo amigo, llenará tu comentario mi rutina, también tengo una grieta en el techo que .... Gracias.

    ResponderEliminar
  12. Vera, no he tomado mi café todavía así que dejo la conversa sobre "Los reyes" cuando tengamos un Duero en la boca.

    Hiperión y Mar. Gracias por pasaros. Mis publicaciones son rienda incontrolada, pero también tienen el gusto de llegar a vosotros. La satisfación de saberse entre vuestros mundos.

    Carmela, ¿ y qué te digo yo ahora ? Desde siempre, lo que escribo nace de una pertinaz insolencia. Me siento, aprieto la sien,cuento hasta diez y me salen dos cuernos en la frente como a un triceraptos y un tercer cuerno en las fosas nasales. Embisto. Lo que siento al escribir es transformación. Debe ser por eso también que amo de la fotografía. La captura del instante. Aprehender a valorar los instantes para llenar la mirada...


    y sí


    al cabo


    nostalgia.

    ResponderEliminar
  13. Las orillas, esos lugares confusos. ¿Mar o arena?

    ResponderEliminar

o tu no-comentario

on the road