31 de enero de 2014

[DESDECIR ] Enrique Cabezón



tú miras los adoquines/ yo miro sus trajes/ estamos en el centro de la calle/ en la niebla blanca/ de este invierno que es todos los inviernos/ me pregunto/ en qué momento/ nos tocará correr/ y si lo haremos/ hacia ellos 17


dijeron: el mundo es vuestro/ dijimos: no vamos a quedarnos quietos/ mientras diezmáis sus recursos/ este es el camino y este es el exilio/ nos mirábamos extraños y perplejos como aquellos que otean horizontes profundos/ no ven nada y no vimos nada/ sospechamos nuestra muerte en vida/ el truco/ entretenidos en el deseo de una glorificación vanidosa/ la dolorosa exactitud de nuestra hipocresía/ se hizo presente en todas las palabras/ que nos escupíamos entre nosotros/ pensábamos qué enfermedades serían esas/ que acabarían de verdad con nosotros/ desterramos a algunos de nuestra vida 21



dijimos: es nuestro pero está totalmente muerto


mírales a los ojos/ es todo para ellos/ nosotros lo queremos como nuestro/ basta con algo que nos haga sentir/ eso que llaman dignidad/ y que dicen no te puede arrebatar nadie/ que es lo nuestro/ es todo suyo/ qué para nosotros/ con la saliva lo vamos tragando/ hay momentos en que es inevitable/ sentirse así/ ponerse agresivo// mírales a los ojos/ hay otras personas como tú/ personas a las que vas pisando/ …23


…yo trabajo en llenar de sentido/ para mí/ la palabra/ “escritura”// duela o no 29


… es oscuro/ húmedo/ es doloroso y también una lástima/ pero tú/ quieres todo/ y todo no se puede tener/ está en tu mirada/ el ansia primitiva/ todo no/ esto es solo un poema/ y una oración/ poca cosa/ para tanta ambición 49


puissiez-vous trouver une fin heureuse// la niña se asomó a su sexo una vez/ como se asoma uno a la puerta abierta de una casa que no se conoce/ entendió en un segundo apenas/ que vendría más gente a mirar sus entresijos a partir de entonces/ y han pasado las estaciones y las lluvias muchas veces/ se mira hoy/ quiere soñar con Adán/ pero sospecha que todo será más vulgar que en sus sueños/ tiene pruebas físicas de ello para probarlo// antes que él jugaron otros/ no entiende por qué/ todos parecían acertados folladores para ella/ él sabía que iba a llegar más gente/ y en ese pensamiento era como la amenaza de la locura más atroz//…52
libro de poesía desdecir EnriqueCabezón
______ediciones amargord/ editorial ONCE//2013

 
Gertrude Sandmann


no pensamos en

la primera palabra

del niño, sin embargo

prevalece el porvenir

[une fin heureuse]


LA palabra está expuesta a –sostener-nos. C(L)aridad.

Olvidamos con frecuencia que el pensamiento es índole de la humanidad. Que el niño piensa, deletreando todavía, comprobando con los propios sentidos, todavía sin el marco del signo y el sentido. Los poemasDESDECIR de Enrique escapan del signo y el sentido convencional pero son narrativos, dan, cubren una llanura arropándola de temblor. Hay como una dulce ramita de flores de nubes y hierba llorosa limpiando, ese excremento que no somos, palabra.


 Cuando en la blanca habitación del hospital de La Charité/ desperté hacia el amanecer/ y oí el mirlo, lo tuve/ aún más claro./ Ya hace mucho tiempo/ que no temía a la muerte, pues nada/ puede faltarme si yo/ mismo falto. Ahora/ también he logrado alegrarme con todos/ los mirlos que cantarán cuando yo no esté.”

Bertolt Brecht (poco antes de su muerte).


Lo frágil, reversible. Enunciado sólido, flexible. Encerrar en un vértice la articulación de lo real. Adición que refleja en apertura como una malla de interioridades a falta de un yo. El yo original no existe. Está por nacer. Desaparece o bien como molécula de trascendencia o malla socio-política, es decir, se reterritorializa. Ejemplo, ley del aborto, no hacerse cargo del sujeto es no hacerse cargo de las sujeciones, el estado entonces capitaliza, se abandona a la resonancia. La tierra, el agua, la sal, el viento, el fruto, son reterritorialización mercante/mediante estado policial. La abertura, la palabra.

La palabra es carne de la palabra

vigía que exuda y gime

gotea– 

El afán de superación genera violencia, un grado de violencia que desborda desorillando los órganos de dominación. Todo es macropolítica o micropolítica. Sin embargo al encontrar la música de la palabra colmamos también un breve dominio, es el arte de la música y el de decir la verdad […/ el día amanece salvaje/ y transmite una extraña poesía/ nadie desperdicia una lágrima/ nadie pierde el sueño/ y desaparecemos/ tuvimos un sueño

//

y desaparecemos/] Enrique Cabezón

El punto central de DESDECIR de E. C: es el que cubre la palabra dando sentido al abismo, o una dirección, como poeta ciego, el sentido del gusto no es egoísta ni atómico. Hay miradas táctiles con huellas metálicas, tactan, como brochetas de deseo. [Herbert Marcuse,1954][Las vicisitudes del lenguaje son paralelas a las vicisitudes de la cordura política. En la venta de equipos para televisión en los refugios contra bombas, en el programa de televisión de los candidatos que compiten por el liderazgo nacional, es completa la articulación entre política, negocios y diversión. Pero la articulación es fraudulenta y fatalmente prematura: los negocios y la diversión son todavía la política de dominación. No se trata de la pieza satírica después de la tragedia, no es finis tragoediae: la tragedia puede empezar ahora. Y, de nuevo, no será el héroe, sino el pueblo, la víctima ritual.] Kafka se admiraba ante la emoción del teatro –donde todo terminaba al alcanzar el apogeo del punto final, el telón. EN la poética de Enrique hay mucha poesía nómada, esa poesía jamás escrita. Aparece en umbralidad, desaparece al límite, límite es tacto. Límite es escribir de uno mismo y sobre todo escribir sobre la propia sociedad. Al poeta las voces le llegan como límites verificables, adquiere introspección y casa[eikos,gri.economía]. El poeta asume más que una posición subversiva pues revela. Tacta la materia. La deja abierta para los cristales, afilados como días. La binarización es la contra de la representación, de la imitación en flujo. Así es como el poeta es el que deja de tornear barro, de cincelar mármol, de dibujar lienzos, apolillar hojas en un cajón.  

Los idealismos arcillean el alma humana. La realidad la cincela. Tras este progreso. Que funciona como degradante, a la materia lo que le falta es ser dicha, anhelada, la cuestión es su silencio. Pues como decía Nietzsche “Hay un instinto para las relaciones rítmicas, que cubre un mundo entero de formas. Todo sucede más involuntariamente… “ Hasta tener conciencia comunitaria, silencio respirable, experiencia desnuda, beatificar la materia sin privilegio. En el silencio está la voluntad. Cantaba un bluesman ciego, hace demasiado tiempo, una folksong que se llama “Keep your lamp trimmed and burning”. Una canción que nace en la entraña del desprecio y acaba con la holuminación.*                       *{Iluminación holística}

Obviamente todo pasa por la contaminación holuminante de las pantallas de los dominadores comunes. Dejo de escribir, arranco un lugar para hacerlo lugar, de las hojas del DESDECIR de Enrique.

Cada día se celebra un holocausto. *{hoy, mañana, pasado} kristallnacht… la arena, las ruinas de nuestra civilización se construyen con la muerte., con la violencia de un culturalismo de incesticidios y exclusiones sin crítica alguna en su pomposas experimentaciones. La poesía habla de este dolor, troca el poder de la especulación.
Gertrude Sandmann

info sacada de.___(en la red) ...

Alegoría de la Tulipomanía.-La obra An allegory of Tulipomania (Alegoría de la Tulipomanía), del artista Jan Breughel II, fue adjudicada hoy por 215.000 euros en una subasta celebrada en la casa Christie's en Amsterdam. En paralelo a la Guerra de los treinta años Holanda vivió una época de crecimiento y apertura comercial que la situaron como una de las potencias emergentes del nuevo orden internacional. En ese periodo de riqueza, las clases dirigentes holandesas encontraron en los tulipanes un nuevo objeto de deseo. El óleo sobre tabla, pintado en la década de 1640, tenía un valor estimado de entre 70.000 y 100.000 euros, y forma parte de un grupo de pinturas satíricas que el artista holandés dedicó a la fiebre por los tulipanes en la que los Países Bajos se vieron envueltos en la primera mitad del siglo XVII.

En esta pieza, un grupo de monos vestidos como la clase alta de la época pasa por diferentes etapas que ilustran la especulación en el mercado de los tulipanes. Mientras unos monos pesan los bulbos de las plantas, otros cuentan el dinero y unos terceros concluyen una transacción estrechando sus manos. Como en otras de estas sátiras, Breughel El Joven quiso mostrar las consecuencias de la explosión de esta burbuja especulativa representando a un mono que es detenido por no haber pagado sus deudas.


No es necesaria la imaginación para ver que esta histórica anécdota

es

hoy,

contemplando a los animales simiescos es como mejor comprendemos el carácter ritual de la comedia de la vida. En la epopeya china Hsiyuchi el mono Wuk’ung representa el intelecto humano y tras varias transformaciones y travesuras, fue capturado por la Diosa de la Misericordia con un dulce ramito de flores de nubes.

30 de enero de 2014

lluvia





son millones las sensaciones obtenidas con la lluvia, sin duda, cuando se camina o corre la caricia te da su movimiento, en Galicia llueve de lado, alguna que otra vez. Tal vez ahí nuestra melanomanía. la musicalidad de la lluvia varía desde los lugares. cuando cae en el mar la sensación suele ser indescriptiblemente pacífica.

 

 

ELIAS CANETTI

MASA Y PODER ]

traducción Juan José del Solar

 

Lluvia

 

En todas partes, y en especial allí donde escasea, la lluvia es percibida como unidad antes que caer. Se acerca en forma de nube y cubre primero el cielo, que se oscurece cuando va a llover; todo se pone un manto gris. Quizá poseamos una conciencia más global del instante en que la lluvia parece inminente que del fenómeno mismo. Porque solemos desearla con gran intensidad; que caiga lluvia puede convertirse en una cuestión vital. No siempre es fácil conseguir su presencia, y entonces intentamos convocarla con ensalmos; existen numerosos y muy diversos métodos para atraerla.

La lluvia cae en forma de numerosas gotas. Uno las ve y, sobre todo, ve su dirección. En todas las lenguas se dice que cae. Vemos la lluvia en forma de muchas líneas paralelas, y el número de gotas que caen acentúa la unidad de su dirección. No hay dirección que impresione más al hombre que su caída; todas las demás tienen, comparadas con ella, algo derivado, algo secundario. La caída es lo que más se teme desde muy temprana edad, y contra lo primero nos preparan para la vida. Aprendemos a protegernos de ella; a partir de cierta edad, cualquier fallo en este sentido resulta ridículo o peligroso. La lluvia es, a diferencia del hombre, aquello que ha de caer. Nada cae tan a menudo y tan diversamente como la lluvia.

Es posible que el número de gotas reste a la caída un poco de peso y dureza. Las oímos tamborilear y es un sonido agradable. Las sentimos sobre la piel y es una sensación placentera. Quizá no carezca de importancia el hecho de que al menos tres sentidos participen en la experiencia de la lluvia: vista, oído, tacto. Todos estos sentidos la perciben como algo múltiple. Es fácil protegerse de ella. Pocas veces es rehalmente amenazadora, y por lo general envuelve al hombre de una beatífica densidad.

El tamborileo de todas las gotas nos parece idéntico. El paralelismo de las líneas, la similitud del sonido, la misma sensación de humedad que cada gota provoca sobre la piel, todo contribuye a acentuar la impresión de igualdad de las gotas.

La lluvia puede hacerse más violenta o más ligera, su intensidad cambia. El número de sus gotas está sujeto a grandes fluctuaciones. En ningún caso se cuenta con su incremento continuado; se sabe, al contrario, que tiene un final, y este final implica que sus gotas se filtren en la tierra sin dejar rastro.

En la medida en que la lluvia se ha convertido en símbolo de masa, no señala esa fase de frenético imperturbable crecimiento que el fuego sí representa. Nada tiene de la constancia y solo a veces algo de la inagotabilidad del mar. La lluvia es la nada eh el instante de su descarga, y simboliza también su desintegración. Las nubes, de las cuales nace, se disuelven en la lluvia; las gotas caen porque ya no pueden permanecer juntas, y aún no está claro si más tarde volverán a reunirse ni cómo lo harán


çç

14 de enero de 2014

y ご / JAPÓN

ご  (cinco)

... y para acabar, de momento, con las publicaciones sobre poesía, pensamiento, caligrafía oriental(china), doy un pequeño salto a la isla de Japón. Espero que disfrutaran de todas ellas y paladeado sus diminutos signos como sobre la espalda de un dragón durmiente. Realmente cualquier idioma está atravesado por diversas lenguas aunque occidente con su afán de conquista o construcción, siempre tendió a hacer de la gramática y el idioma, una máquina de agenciamiento. Una consistencia/sintaxis más que dudable. Así que aquí os dejo la última publicación de una serie que habla en un idioma sanador  que además de ser culto, mucho se incide en ese aspecto, también es cultivo, pues leer, es recolectar, presentar a los sentidos un alimento, y no se detiene. No es, una mera representación.




Natsume Sōseki

Tokio, 1867 - 1916

Natsume Sōseki, seudónimo literario de Natsume Kinnosuke, nació en 1867 cerca de Edo (la actual Tokio). Descendiente de una familia de samuráis venida a menos, fue el menor de seis hermanos.



 
de...
Natsume Soseki
Sueño de libélula
primera edición abril 2013, satori ediciones
*
La mantis religiosa:
-cómo o por qué, lo ignoro-
sugiere enfado.

tooroo no
nani wo motte ka
rippuku su

(en katakana)
(en hirigana)













rippuku: “ira, indignación”. El contexto deja abierta la cuestión de si el insecto está cargado de enfado, o si causa enfado en quien lo mira, o bien si ambas posibilidades se dan a la vez. [rippuku su] ... sugiere/es enfado, primera línea izquierda.
 

Matsuo Basho (1664-1694)

Sobre mi manto
el melocotón de Fushimi,
una gota de rocío
(M.B.)

de la enciclopedia_ANTOLOGÍA DE ARTE ASIÁTICO
(EDICIÓN Gabriele Fahr-Becker)

Hasta hace poco se creía que Japón era un país sin escritura hasta que comenzaron los primeros contactos con China alrededor del S.IIId.c. Pero a principios de 1998 un diario japonés relataba el descubrimiento de un fragmento de cerámica hallado en una tumba a finales de la época Yayoi en la prefectura de Mie, entre Nagoya y Osaka. Tenía grabado un signo de escritura chino en un fluido estilo cursivo, data del S.II d.c. En ese periodo muchos coreanos estaban asentados en Japón. Hasta cierto punto asumieron el papel de mediadores y se encargaron de la correspondencia y documentación de acontecimientos relevantes inherentes a los primeros contactos diplomáticos. la adaptación de los signos de escritura a las exigencias del idioma japonés, fue una empresa audaz llena de dificultades.

Hon ' ami Koetsu - maestro de la escuela rimpa
El japonés es un idioma en el que el acento tónico carece de importancia. Tienen un sistema gramatical relativamente complejo con tiempos que designan el pasado, el presente, futuro etc… en contraposición, la gramática china es más simple pero tienen un sistema de acentos tónicos complejo y con diferenciaciones semánticas. Se tardó 300 años en adaptarse.
 
 
 
 
"ser, ..."ideograma que aparece
en el primer poema de Natsume
y no siempre significa lo mismo.


Hoy existen en el plan de enseñanza del Ministerio de Educación unos 1945 signos de escritura chinos llamados tõyõ-kanji, imprescindibles para cualquier escolar. A ello hay que añadir las dos escrituras fonéticas hiragana y katakana que juntas reciben el nombre de kana. El inventor de las escrituras hiragana y katakana ha sido Kobo Daishi(774-835), fundador de la secta budista Shingon.


En la época Heian (794-1185) se creó un auténtico estilo japonés de la corte y la nobleza en la que se daba prioridad a la elegante y fluida escritura hiragana sobre los kanji chinos (véase la última ilustración de la anterior entrada) a la hora de escribir cartas y poemas. Este estilo era utilixzado sobre todo por las mujeres de la familia imperial y de la aristocracia. Empleaban un papel de calidad superior con adornos plateados y dorados. La unión de la caligrafía y pintura muestra la gran proximidad entre ambas artes. Los maestros de la escuela Rimpa como, Hon ‘ ami Kõetsu hicieron resurgir este estilo durante la época Momoyama y principios de la época Edo.

El estilo de escritura del budismo zen, lleno de fuerza, expresividad y con frecuencia de una impetuosa vivacidad llegó a Japón durante la época Kamakura (1192-1333) por medio de los monjes que habían estudiado en los templos chinos chan. Este estilo era opuesto al afectado y elegante carácter de la aristocracia Heian. Estaba pensado para subrayar el significado espiritual de las palabras.

田舎家の梅  "ciruelo de una casa rural" - toyohiro utagawa-1804/
Junto con una nueva forma de arte, se desarrolló un nuevo estilo de poesía, menos formal, denominado haikai (sucesión de poemas) en las localidades de Kioto, Osaka y Edo del Japón del siglo XVII. El haikai también era una actividad social: se realizaban normalmente fiestas de sucesión de poemas en hogares o en restaurantes. Estas reuniones (arriba)de poetas daban lugar a encargos privados de xilografías, denominadas surimono (tema grabado), que ilustraban los poemas representativos del círculo. El objetivo de ambos, por lo general, era distinguir el conocimiento de cierta «información privilegiada» por parte de una audiencia culta e instruida. Debido a que los surimono no eran concebidos para la venta sino como regalos, los artistas, grabadores e impresores los producían con extremo cuidado. Los productos finales se encuentran, en muchos casos, entre los más bellos ejemplos del arte de la xilografía. El texto poético de este grabado describe la atractiva fragancia de un ciruelo, la cual obliga al paseante a buscar la proveniencia de tal perfume.
El autor es Toyohiro Utagawa (1773-1829), artista, grabador e ilustrador de libros.

*
*
poesía de...

Natsume Soseki

Tokio, 1867 - 1916

 

Sueño de libélula


primera edición abril 2013,
satori ediciones
 
 
Ni ojos hay que la abarquen
ni boca que la exprese:
tanta nevasca
me to mo iwazu
kuchi to mo iwazu
fubuki kana
 
La tendencia al infinito que sobrepasa los sentidos humanos es una constante en la poesía, desde que se acuñara el inefable adýnaton o “imposible” de los griegos. La nevasca o tormenta de nieve, supera todo lo humanamente expresable.
iwazu: verbo que aparece dos veces en este haiku; su valor es el de “no (es posible) decir”. Lo desdoblamos de la traducción —abarcar/expresar—, según pide el contexto, conservando sin embargo la iteración de la conjunción “ni”.
trad.Fernando Rodríguez-Izquierdo y Gavala
…por último, decir que el sonido al fondo ahora en el momento de hacer esta publicación, es el sonido de un instrumento denominado shō e introducido desde china en el periodo Nara(710/794). Consiste sencillamente en 17 tubos de bambú ajustados a una lengüeta metálica de vibración libre. Dos de los tubos son ciegos. Imitan la llamada del fénix y también los dos tubos ciegos, silenciosos, por su parecido con dos alas imita al ave. Por cierto, shō ( ) también significa caligrafía.

para escuchar dicha canción clicar en esta frase [mayumi miyata].



 

 

10 de enero de 2014

四 (cuatro)



siguiendo la poesía y la sabiduría ...



del libro ANTOLOGÍA DE ARTE ASIÁTICO
(EDICIÓN Gabriele Fahr-Becker)


La caligrafía es el arte de saber escribir, una habilidad que en el Lejano Oriente se espera desde siempre que una persona culta haya adquirido. Los signos de escritura se pueden escribir lentamente y con gran exactitud o esbozarse deprisa y espontáneamente según el humor y la técnica del escritor. Pero más allá de esto según sea el carácter de la pincelada, se pone de manifiesto algo mucho más importante: el alma del que escribe. No importa el significado de los signos de escritura, es la forma que nos muestra el carácter del autor. Una vez alguien dijo que la caligrafía nunca podía pecar de falta de sinceridad ya que siempre existirá una duda, un ligero temblor al usar el pincel, que nos da a conocer el auténtico ser de las intenciones del autor.
en sentido enrollado

1. Himno a la pintura. Jin Nong (1687-1763) museo de Shangai. Jin Nong, cuya vida estuvo llena de incertidumbre económica, era considerado un conocedor de la escritura y pintura antiguas. Se dedicó a su estudio casi como un ermitaño. Su caprichosa variación de la escritura cancelliresca o curial la plasmaba con un pincel especialmente preparado para ello.

Para escribir sobre papel o seda utilizan un pincel fino y tinta que se compone de negro de humo (aceites vegetales o madera quemada, mezclado con pegamentos a partir de cocción de piel de vaca) con otros materiales, como incienso y sustancias aglutinantes. Si tomamos como ejemplo Japón, muchas cartas antiguas cuyo contenido se puede calificar de banal (…el escrito de un alfarero que hace un pedido) son consideradas auténticos tesoros por sus cualidades caligráficas y por el reconocimiento histórico de la persona que las ha escrito. Las piezas especialmente bellas se cuelgan con frecuencia en forma de rollo en el rincón para cuadros (tokorama) de una habitación. Cumple así la función de centro espiritual durante la ceremonia del té.

Los registros de la época Tang (618-907) dan a entender que “en la época antigua” todavía no existía la escritura y que se mantenían ciertos acontecimientos vivos en la memoria mediante un complejo sistema de nudos hachos con una cuerda o tallando muescas o símbolos en una madera. Aunque hay ideogramas que datan del año 5.000a.c. Paulatinamente, se fue creando un sistema de escritura con miles de signos. Aún cuando para un occidental pueda parecer prácticamente utópico aprender una escritura tan compleja no se debe olvidar que muchos signos de aprenden de forma intuitiva.

En la época de la dinastía Han (206 a.c.-220 d.c) surgieron cuatro estilos además de la “escritura de sello pequeña”(usada para inscripciones oficiales, documentos, piedras sepulcrales… ) y, estos estilos se siguen usando hoy con pocas variaciones.

La escritura cancelliresca o curial era la escritura oficial de la burocracia para hacer apuntes sobre cañas de bambú o columnas de piedra sepulcrales. Hoy se usa principalmente con fines ceremoniales.

La llamada escritura modelo o escritura normal es la escritura “cuadrada” que se usa habitualmente con signos de escritura gráficamente simplificados. Libros, periódicos…

2. Composición en memoria de Huang Jidao. Su Shi(1036-1101). 31.6 x 121.7cm, Museo de Shangai, Shangai. Ejemplo de escritura modelo o normal en la que todos los signos están claramente delimitados y separados unos de otros. un trabajo realizado por uno de los más grandes calígrafos de la dinastía Song.

Se denomina escritura cursiva o escritura corriente a la escritura marcadamente individual que se creó al escribir deprisa y que equivaldría a la letra cursiva occidental. Las pinceladas de los distintos signos se superponen frecuentemente y en ocasiones repercute a la legibilidad. No existen barreras para la expresión individual, y, tal como sucede con los manuscritos occidentales, frecuentemente la escritura cursiva china es muy difícil de descifrar.

La escritura de hierba es un tipo de “taquigrafía” con signos de escritura simplificados en la que un signo de escritura compuesto por muchas líneas pueden ser reducidas a un simple garabato. Al principio, este tipo de escritura era usado por funcionarios de baja categoría como los carceleros. Pero más tarde se convirtió en una letra cursiva libre que tuvo gran aceptación entre los poetas y que se asemeja en apariencia al tipo de escritura cursiva “xingshu”.

 


3. Detalle del Kokin Wakashu. Atribuido a Fujiwara no Kinto(966-1041) (colección Hatakeyama, Tokio) Este segmento, conocido como “sakai-jikishi” es una parte del célebre rollo con poemas. Está escrito en perfecto “estilo de hierba”. La hoja está maravillosamente adornada con un dibujo de crisantemos y un motivo mitológico como es el ave fénix.



en sentido enrollado




  4.  Signo de escritura “bambú” y verso. Obaku Kôsen(1633-1695)( tinta china sobre papel, colección J.E.V.M. Kingado )

y

       Máxima budista. Obaku Sokuhi(1616-1671). En el año 1657 Spkuhi también llegó de la provincia china de Fukien a Japón. Su disciplinada caligrafía está perfectamente ejecutada alrededor de su eje vertical.


Un tal Zhang Zhi es considerado el primer calígrafo cuyo primer trabajo fue reconocido como una obra de arte. Escribió a finales de la dinastía Han en cursiva libre. Pero la figura más sobresaliente en la historia de la caligrafía es Wang Xizhi(303-362). Nació en el seno de una familia acomodada en tiempos de la dinastía Jin oriental. Debe su fama sobre todo al “Lan-ting xu””, alabado prólogo de una colección de poemas cuyo título es El pabellón de las orquídeas. Este prólogo, que es una obra de arte de la escritura, consta de 324 signos y 28 columnas.

Esta obra de arte fue creada a raíz de un encuentro entre Wang Xizhi y algunos de sus amigos literatos a los que había invitado al mencionado pabellón de orquídeas en primavera. Tanto en la pintura china como en la japonesa existen múltiples representaciones. Muestran a los invitados a orillas de un riachuelo en el que flotan vasos de vino. En cuanto un vaso llegaba a la orilla, la persona que estaba más cerca debía redactar un verso. Al finalizar el encuentro en el pabellón de orquídeas se recopilaron las creaciones literarias de los invitados y Wang Xizhi escribió un prólogo legendario en escritura semicursiva.

Debió de tratarse de un momento de inspiración sublime en el que se aunaron toda la sabiduría y creatividad de Wang Xizhi y le hicieron crear este prodigio lleno de vida y elegancia de la caligrafía. Se dice que el propio Wang Xizhi estaba tan entusiasmado con su obra que la imitaba una y otra vez, pero nunca logró a volver a alcanzar la espontaneidad y encanto del original. El original se fue a la tumba con el emperador Taizong que gobernó desde 627-649d.c. El emperador fue en su vida un ferviente admirador y coleccionista de la obra de Wang Xizhi. Cuando comprendió que no podía soportar la idea de separarse de esta amada caligrafía una vez llegado el momento de despedirse de este mundo, ordenó en un acto el egoísmo que le acompañara en su último
 viaje.

en sentido enrollado
  (clicad, sobre las imágenes para ampliar)
5. (en la colección Jeffrey Montgomery Collection, Lugano, Suiza) Este inusual rollo de escritura en el que los signos kanji se mezclan con la imagen del mirlo ligeramente esbozado nos muestra claramente la estrecha unión entre la pintura y la caligrafía en el Lejano Oriente. El escritor-pintor es desconocido. Pero se puede decir que es de un sacerdote zen del siglo XVIoXVII


del libro ANTOLOGÍA DE ARTE ASIÁTICO
(EDICIÓN Gabriele Fahr-Becker)

on the road