19 de mayo de 2013

CAPITALE DE LA DOULEUR/-P.Eluard


Theme d'amour __ Paul Misraki
audio
no apto para seductoras de nivel 3



…pocos libros se abren cuando se cierran y se cierran cuanto se abren…

Y
.
paul eluard

CAPITALE DE LA DOULEUR

(1926)
 


Ven, sube. En seguida, las más ligeras plumas, buzo del aire, te sostendrán por el cuello.
La tierra no lleva más que lo necesario y tus pájaros
de bella especie, sonrisa. En lugar de tu tristeza, como
una sombra tras el amor, el paisaje lo cubre todo.
Ven deprisa, corre. Y tu cuerpo va más deprisa que tus
pensamientos, pero nada, ¿me oyes ?, nada puede superarte.

 

La curva de tus ojos rodea mi corazón,

Una vuelta de baile y suavidad,
Aureola del tiempo, cuna segura y nocturnal,
Y si no sé ya todo lo que he vivido
Es porque tus ojos no siempre me han visto.

 

Hojas de día y musgo de rocío,
Cañas de viento, sonrisas perfumadas,

Alas cubriendo el mundo de luz,
Barcos cargados de cielo y de mar,
Cazadores de ruidos y fuentes de colores


Perfumes nacidos en una nidada de auroras
Que duerme siempre en la paja de los astros,
Como depende el día de la inocencia
El mundo entero depende de tus ojos puros
Y toda mi sangre fluye en sus miradas.
 
 
 
 
 
 
 
 
 





 
 
 








 
La Courbe de tes yeux
La courbe de tes yeux fait le tour de mon coeur,
Un rond de danse et de douceur,
Auréole du temps, berceau nocturne et sûr,
Et si je ne sais plus tout ce que j'ai vécu
C'est que tes yeux ne m'ont pas toujours vu.
 
Feuilles de jour et mousse de rosée,
Roseaux du vent, sourires parfumés,
Ailes couvrant le monde de lumière,
Bateaux chargés du ciel et de la mer,
Chasseurs des bruits et sources des couleurs,
 
Parfums éclos d'une couvée d'aurores
Qui gît toujours sur la paille des astres,
Comme le jour dépend de l'innocence
Le monde entier dépend de tes yeux purs
Et tout mon sang coule dans leurs regards.
 


Andrea Feninger




EL INVENTO
 

La derecha deja fluir de arena.
Todas las transformaciones son posibles.

Lejos, el sol afila en las piedras su prisa por acabar.
La descripción del paisaje importa poco,

Muy apropiada la agradable duración de las espigas.

 
Claro en mis dos ojos,

Como el agua y el fuego.

 
¿Cuál es el papel de la raíz ?

La desesperación ha roto todas sus ligaduras
Y lleva las manos sobre la cabeza.

Un siete, un cuatro, un dos, un uno.
Cien mujeres en la calle

Que no veré ya.

El arte de amar, el arte liberal, el arte de morir, el arte

de pensar, el arte incoherente, el arte de fumar, el arte de gozar, el arte de la madurez, el arte decorativo, el arte de razonar, el arte de razonar bien, el arte poético, el arte mecánico, el arte erótico, el arte de ser abuelo, el arte de la danza, el arte de ver, el arte de la diversión, el arte de acariciar, el arte japonés, el arte de jugar, el arte de comer, el arte de torturar.

Sin embargo nunca he encontrado lo que escribo en lo

que amo.

 

***************


LA PALABRA

 
Tengo la belleza fácil y es una suerte.

Me deslizo por el techo de los vientos

Me deslizo por el techo de los mares

Me he vuelto sentimental

No conozco ya al conductor

No muevo ya seda sobre los cristales

Estoy enferma flores y guijarros

Me gusta lo más chino en los desnudos

Me gusta la más desnuda en quiebros de pájaro

Soy vieja pero aquí bella

Y la sombra que baja de las ventanas profundas

Huye todas las tardes el corazón negro de mis ojos.

 

**************************************


EL RIO

 
El río que tengo bajo la lengua,

El agua que no se imagina, mi barquito,

Y, las cortinas bajadas, hablamos.


***************************************

 
POEMAS

 
No tenéis más que coger el corazón en el árbol,
Sonreír y reír, reír y suavidad de otro sentido.

Vencido, vencedor y brillante, puro como un ángel

Que asciende al cielo, con los árboles.

 
A lo lejos, gime una bella que querría luchar

Y no puede, tendida al pie de la colina.
Y aunque el cielo sea miserable o transparente

No se le puede mirar sin quererlo.

Los días como dedos doblando las falanges.
Las flores están secas, los granos perdidos,

La canícula espera las grandes heladas blancas.

En el ojo del pobre muerto. Pintar porcelanas.
Una música, blancos brazos desnudos.

Los vientos y los pájaros se unen –el cielo cambia.

 

***********************************************


EL IMPACIENTE

 
Tan triste por sus falsos cálculos
Que escribe sus números al revés

Y se duerme.


Mujer más bella

Y no encontrada nunca,

Buscando las ideas rosa de los apenas quince años

Reído sin saberlo, sin un cumplido

A la juventud de su tiempo.

 
A la busca
De lo que pasó al lado

El otro día,

De la mujer que se aburría,
Las manos en tierra,
Bajo una nube.

 
La lámpara se encendía en los crímenes de la tormenta
En los siempre bellos días de agosto,

La cariñosa besaba el aire, las mejillas de su compañera,
Cerraba los ojos

Y como las hojas en la tarde

Se perdía en el horizonte.


*******************************************

 
RAZÓN DE MÁS


Las luces en el aire

El aire en una vuelta mitad pasada, mitad brillante,

Haced que entren los niños,
Todos los saludos, todos los besos, todas las gracias.
 
Alrededor de la boca

Su risa es siempre diferente,
Es un placer, es un deseo, es un tormento,

Es una loca, es una flor, es una criolla que pasa.


La desnudez, nunca la misma.

Soy muy feo.

En el tiempo de las preocupaciones, de nieves, cuidadas
hierbas,

Nieves en remolino,
En el tiempo en horas fijas,
Soplos satinados de estatuas.

El templo se ha vuelto fuente

Y la mano reemplaza al corazón.

 
Hay que haberme conocido en esa época para amarme,
Seguro del mañana.

 

******************************************************

 
VOLUNTARIAMENTE

 
Ciego torpe, estúpido e insignificante,

Hoy para olvidar,
El mes próximo para dibujar
Las esquinas, las avenidas que se pierden de vista.
Las imito para extenderme
En una larga y profunda noche de mi edad.

 

**************************************************

 
AL MINUTO

 

El instrumento

Como lo ves.

Esperamos

Y

Esperamos

Adiós

No te adviertan

Más que los ojos

Como lo ves.

El día y la noche han triunfado.

Lo miro lo veo.

 

************************************


EN EL CORAZÓN DE MI AMOR

 
Un hermoso pájaro me enseña la luz
Ella está en sus ojos, a la vista.

Canta en una bola de gui

En medio del sol.

 
Los ojos de los animales cantores
Y sus cantos de cólera o enojo

Me han prohibido salir de este lecho.

Pasaré en él mi vida.

 
El alba en países sin gracia
Toma la apariencia del olvido.

Y aunque una mujer apasionada se duerma, al alba,

La cabeza la primera, su fracaso la ilumina.

Constelaciones,
Conocéis la forma de su cabeza

Aquí todo se oscurece:

El paisaje se completa, rubor en las mejillas,
Las masas disminuyen y se deslizan en mi corazón

Con el sueño.

¿Y quién quiere coger mi corazón ?

 
Nunca soñé tan bella noche.

Las mujeres del jardín quieren abrazarme–
Columnas del cielo, los árboles inmóviles

Abrazan la sombra que les sostiene.

 
Una mujer de pálido corazón
Viste la noche con sus vestidos.

El amor ha descubierto la noche
En sus senos impalpables.

 
¿Cómo conseguir placer de todo ?
Antes borrar todo.

El hombre con sus movimientos,
Con todos los sacrificios y todas las conquistas

Duerme. Duerme, duerme, duerme.

Araña con sus suspiros la noche minúscula, invisible.

 
No tiene ni frío ni calor.
Su prisionero ha huido –para dormir.
No está muerto, duerme.

 
Cuando se durmió
todo le asombraba,
Jugaba con pasión,
Miraba.
Oía.

Su última palabra:

“Si esto volviera a comenzar, volvería a encontrarte sin

haberte buscado”.

 
**************************************


ENTRE UNOS CUANTOS
 

a Philippe Soupault


Sus ojos son todo un cielo de lágrimas.

Ni sus párpados, ni sus manos

Son noche suficiente
Para que su dolor se oculte.
 

Irá a preguntar

Al Consejo de los Rostros

Si es aún capaz
De cazar su juventud

 

Y de ser en la llanura
El piloto del viento.

Es una cuestión de experiencia:
Coge su vida por la mitad.

 

Solitarios, los platillos de la balanza…

 

Volver a una ciudad de terciopelo y de porcelana; las ventanas serán vasos o flores que habrán dejado la tierra, mostrarán la luz tal cual es.

Ver el silencio, darle un beso en los labios, y los tejados de la ciudad serán bellos pájaros melancólicos, de alas descarnadas.

No amar más que la dulzura y la inmovilidad en el ojo de yeso, en la frente de nácar, en el ojo ausente, en la frente viva, en las manos que, sin cerrarse, guardan todos sus movimientos, los más precisos del mundo, invariables, siempre exactos.

El corazón del hombre no se ruborizará ya, no se perderá ya, vuelvo de mí mismo, de toda la eternidad.

 

*************************************************

 

traducción: Eduardo de Bustos.
,

2 comentarios:

o tu no-comentario

on the road