9 de mayo de 2012

Vilagarcía de Arousa (V) ... de victoria

audio

Una generación feliz”
Presenciando ya
con repeluzno
el espectáculo
salimos gritando gozosos
de la niebla arenada y del delirio
como animales de sangre y lujuria.
Noticias llegaban cual estelas
y puntos de luz se recomían
la esperanzada, revuelta
primavera. Calla
lumbre mía a la ribera
del asco, luce
tu ansia escrita, olvidada
que has de morir, desierta
corros y risas, hazte
grande de horror, de la miseria
común que cada día
los dioses nos deparan pretendiendo
que hubo un tiempo mejor y que nosotros
no sabemos de culpas, que somos
hijos del tiempo, banderín de enganche
del inmenso futuro y de la gloria.
Hado Lyria


***
La luna ha cumplido su perigeo con una luz líquida, huérfana, dejándome en el respaldo inicial de mis días y sus noches.  El día de ayer lo dediqué en gran parte a escribir, satisfacer el deseo de escribir. Alguien podrá  reprochar una falta de constancia, pero apenas decido en mí. Hoy domingo, dedico una hora a retocar el texto de ayer no sin olvidar la aprobación de una ordenanza en dicha Vila, a la que en las cuatro anteriores publicaciones quise hacer mención. Así es que los textos simplemente aparecen, a veces puedo ver su intención, cubrir el mal teatro del mundo, de las exigencias de una decepción o explorar el subsuelo que habito. Supongo que así también aparecen esos textos, textos jurídicos con sus pozos de abstracciones apelativas y conservadoras del tipo que voy a descubrir, si no habéis tenido eco de ella. Artículo 35.7. Aprobada el 30/05/2012. Haré un resumen.

La prohibición, bajo sanción, a los peatones de detenerse en grupos en las aceras cuando, la restricción del uso de patines y bicicletas en plazas y calles peatonales. Los menores de ocho años deberán separarse (a ellos los dejarán andar por las aceras) un metro de las fachadas de las casas, y siempre acompañados de un adulto. Lo mismo con los skates y patines. También correr o saltar estará prohibido. Las colas de espera deberán estar bien enfiladas…

Hay aceras que no tienen un metro, hay… hay un gran número de parados y pocas iniciativas para fomentar el ocio… hay muchos “hay..” en esta singular Vila. Supongo que no es la única que sufre estas mayorías administrativas a las que habría que enviar un texto médico sobre su peligrosa alienación, obviamente dirigida desde otros planetas por extraterrestres. Un análisis institucional urgente.  Antes de que se les parta la lengua cantando la V de Victoria.





Los párrafos precedentes no tenían la intención de ser públicos pero mi conciencia se ha detenido esta mañana mientras hacía cola en el banco y leía unos poemas de Hado Lyria. Esa voz que se detiene y que llamo conciencia dirigiéndose a uno después de contemplar, no juzga, simplemente refleja una custodia incuestionable, la presencia. Un germen de aquello que no viví y en cambio soy. Un ser interno que nada tiene que ver con las apariencias ni con las operaciones lógicas. El suplicio de la subjetividad tiene su fin, el universo se expande, las galaxias como tal se ven hoy en el futuro desaparecerán. El presente tal como hoy lo conocemos en el futuro desaparecerá. Parece que hay instaurada e institucionalizada una muralla que nos impidiera ser autores de nuestras vidas fragmentadas. Nuestra vida es relatada constantemente veinticuatro horas al día en tiempo real. Un relato de la élite mediática que impone contra nuestra plenitud del mismo modo que las circunstancias de ese relato dan forma a nuestra curiosidad y el carácter definido usado por las clases dominantes, con nuestro beneplácito. La herida abierta se enfrenta a una muralla, un círculo que encierra a la perfección la nostalgia. Por eso me parece esencial recordar. Saber cómo funciona el recuerdo es vital para proyectarnos hacia el futuro. Mi ciudad, Vilagarcía de Arousa, de la que me he ido entre otros motivos por no encontrar modo de vivir, es una ciudad como otra cualquiera.  Que ha descompuesto cuanto podía haber de bella y humana con el paso del tiempo. Día a día. En la suma de las cuatro anteriores publicaciones y ésta tal vez se pueda esgrimir una pizca de la trama de mi propia vida. 



***

17 comentarios:

  1. Es curioso que los políticos se llenen la boca con grandilocuentes planes para "humanizar" las calles, y a la vez se aprueben leyes para despojar a las calles de toda humanidad. Pero claro, ellos tienen su particular concepto de lo "humano".... Bicos, deica mañá!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hemos vivido demasiado tiempo escuchando el discurso de una tierra prometida, soñada, tensando nuestro umbral del dolor prueba última de nuestra condición errática. Bastaría por ejemplo reducir un 4% de la riqueza acumulada de sólo 225 fortunas mundiales, para que la alimentación, la educación y la salud estuvieran aseguradas en todo el mundo. En cambio en nuestro occidente permitimos que en nuestras ciudades la demostración de humanidad se emparente con el extravío de un circo grotesco. EL 9 de abril murió un joven a causa de una pelota de goma de un policía, en Barcelona los Mossos d’Esquadra hieren de gravedad a media docena de personas… Decimos, al ver estas noticias “parece mentira” cuando queremos enunciar nuestro asombro. Nos despojan con su particular pornografía de toda humanidad, de la miga de nuestra génesis. Las ciencias humanas se han mimetizado con las ciencias restaurando la representación, un pensar dentro de una disolución. El particular concepto es ¿eres una cobaya de laboratorio o eres capaz de analizar ese laboratorio que te encierra?

      Saludos Vera, perdón por la tardanza.

      Eliminar
  2. Hola Daniel!!
    Me parece tan absurda esa ley...parece redactada por una voz en off en unos dibujos animados,es tan irreal y falta de humanidad,las calles están echas para pasear,para jugar(o deberían estarlo) y no para prohibir,que si me encuentro con tres amigos no podamos pararnos a hablar,bajo la amenaza de una multa,siempre las amenazas...los despropósitos en tu ciudad,pero igualmente en cualquier ciudad y pueblo,no acortan las libertades.
    Hoy por hoy,existimos,respiramos,sentimos cada momento del día y asumimos nuestra vida como mejor sabemos,mañana no sé que pasará,quizás explotemos en un millón de partes y desaparezcamos quién lo sabe!...pero hoy estamos aquí,de echo te estoy escribiendo,jaja y éste es el momento y el disfrute que tiene uno,saborear lo que nos alcanza la mano,la vista,el olfato,el gusto,el oído y como personas completas llenas de emociones vivamos!,al recordar el pasado,nuestros pasos se hacen más seguros pues sabemos de dónde venimos y eso es importante,quienes somos y cómo hemos acabado donde estamos.
    Te dejo ya Daniel que me pongo a charlar y parece que me han dado cuerda,jaja.
    Un fuerte abrazo y decirte que se me olvidaba,que me han gustado mucho tus palabras en estas cinco entradas que has echo para nuestro disfrute y el tuyo sobre Vilagarcía de Arousa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdón quería decir: nos acortan las libertades.

      Eliminar
    2. De hecho disfruto poco de esa ciudad pues vivo en otra provincia y sólo unas pocas veces al mes viajo hasta ella… También ahora me encuentro a lado tuya escribiendo, debajo pero a renglón parejo, afirmando con la cabeza cuando te escucho y un poco impotente a la vez al no poder sintetizar con mayor profundidad el derrumbamiento que nos toca vivir. El absurdo incidente de Villagarcía no es más que un pequeño ejemplo que debería valer para observarnos. Para mí está claro, pretender hacer una sociedad alejada de la libertad, condicionada por el desamparo en la que surja el milagro. El avance económico. En abril en España se ha modificado el ordenamiento jurídico para incluir como delito de “integración en organización criminal” a los movimientos antisistema. El líder de partido popular en Barcelona tras la huelga general del 29 de marzo pedía aplicar la ley terrorista a aquellos que estuvieran implicados en los altercados. Aunque con la legislación actual tengan poder para encarcelar a jóvenes estudiantes… “Existimos, respiramos, sentimos” Y sin voz en off, suenan vestigios de otras épocas en las cuales los héroes eran los Reyes Católicos o el Capitán Trueno. No dudo de tus palabras pero dudo de esas palabras, no dudo de que las sientas pero dudo de que esas palabras estén libres de jerarquías dominantes. La intensidad en cambio que confiramos a nuestras palabras venidas de un sentir puro querrá decir que en el interior sean las circunstancias evocantes, líricas incluso y aquello que alcanza la mano, la boca, el ojo, el oído, como una multiplicidad infinita y de matices siempre renovados.

      inconscientemente había leído “nos acortan” o podíamos decir no acortan, las atacan con descaro, con impunidad.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Me han contado de esta ley, y escuchando las noticias pienso en su "trascendencia" para el destino de la patria...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El peligro está en esa “trascendencia” ya que son realidades restrictivas a la espera de nuestra renuncia de enriquecernos con pequeños gestos. Leyes que se insertan a modo de esqueje parasitario en las mentes más maleables e inflamables. El concepto patria entra demasiado frecuentemente en parcialidades de convención…, nos deparan malos tiempo parece ser.
      Saludos.

      Eliminar
  4. Todo es tan como raro que pareciera que ya lo hemos oído pero en otras sintonías procedentes de galaxias que suponíamos lejanas. Algo anda ya por aquí (o notamos ahora sus huellas tanto tiempo ciegos)

    Lo que debía quedar en lo privado lo sacas a lo público. Eso es también rareza, pero no molesta a los menores que se agrupan en las esquinas gritando gozosos/ de la niebla arenada y del delirio/como animales de sangre y lujuria.

    Saludd y paciencia en las colas del banco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces reconocemos un bosque que respira en los ojos del otro, otras la extensión de una relato acunado en las sábanas aireadas a la rosa de los vientos y ahí, no hay ley capaz de mitigar nuestra ternura animal ni la entraña predadora que mantiene viva la memoria, los desplazamientos de la verdad, los deportamientos de la conducta. Agradezco tu comprensión, tu extrañamiento.

      Salud y paciencia por partida doble. Mi dosis pacientífica es equiparable al atlántico.

      Eliminar
  5. Poco dice de una sociedad y de un sistema en el cual las cosas más básicas, como el como andar y moverse por las calles debe quedar por escrito y expresado en términos jurídicos. Los niños en vez de esconder un tirachinas en sus bolsillos deberán llevar un metro para calcular en todo momento a distancia andar de las paredes. Ah, y por supuesto no correr o saltar... ¿dónde se ha visto que los niños o cualquier otro puedan correr incivilizadamente como animalillos salvajes por una calle? Como ha dejado dicho Vera, regular para deshumanizar las ciudades de tan humanas que las quieren hacer. Pero qué esperar de la clase política de hoy en día. Leo con sorpresa lo que me comentabas en la anterior entrada sobre la entidad bancaria y los recortes en sanidad y educación, y comentarios del día de hoy de otros de "nuestros sabios" dirigentes (no sé yo si Platón concordaría en clasificar a los presentes políticos de "sabios" o "filósofos" conforme a su ideal de República) que justifican el acto con expresiones como, "con las finanzas no se juega", dando a entender que la salud pública y la educación no tienen tanto valor... después de todo una sociedad enferma y desletrada es más fácil de gobernar. La iglesia que también menciona sabe bastante de ello..., en fin. Agradecer que saques a la luz memorias y presente de tu ciudad, imágenes e ideas que sin duda muestran ese yo tuyo que podemos disfrutar los que te seguimos, aunque sea en la distancia.

    Un abrazo de cordero metamorfoseando en lobo para cambiar el cuento (lobito a lo más creo)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Había un tiempo donde las escuelas del régimen proporcionaban una educación que evitaban esos términos jurídicos, los jurídicos pasaban por ser directamente resolución punitiva, cárcel o muerte. La base de este mundo ideal no está muy lejos de las teorías platónicas, concebir un régimen de exclusiones, élites, un programa paternalista sin mácula aunque, una cosa es la concepción y otra la transfiguración, ahora pienso en ese rebaño iletrado que se dejó/a seducir por el falso cristianismo al que tanto le da el sexo de los ángeles como el sexo con un menor de edad. En esas mentes maleables se instala victoriosamente un valor neurótico y vicioso, que deviene del valor capital. La necesidad mueve montañas. Arroja tierra sobre cualquier reivindicación y quedamos, los que intentamos ser algo más, admirados por la primacía de la palabra, un poco desamparados en su “desciframiento” que nos aleja de la destrucción de tal falsedad. Pero esa debería ser la tarea de cualquier intelectual o artista que se precie. Unificar un aliento que derrita la máscara hasta dejar al descubierto el corazón del monstruo. Aquel mismo que registra en los mismos instrumentos la neurosis que lo propulsan. Los medios de comunicación imperantes y los desahogos románticos que se repiten desde hace cincuenta años. Antes la censura era manejada por los políticos y ahora los mismos dueños de los medios están a disposición de aquellos que aparte de sondear bancos, además los hunden. Además, está la proliferación exagerada de redes sociales y demás catatonismos, cantonismos borreguiles que hacen pensar al usuario, vivir en un suicidio bendecido. Cuando en verdad, la historia dejó hace más tiempo de ser historia, tal vez ya desde que Platón designó al cuerpo el concepto de tumba, sombra, y sólo luz aquello imposible de alcanzar y lejos de cualquier sentimiento reprimiendo el cuerpo a mero receptáculo. Hemos de aprender millones de palabras y legítimas teorías antes que desaparezcan… parecen decirnos como en un relato de Lewis Carrol mientras fuman sus pipas, como buenos académicos, misóginos de butacón que nada saben del sudor, del murmullo de aquellos que custodian el fuego en las calderas.

      Agradezco enormemente tus palabras y ojalá un día podamos conversar con un buen vino.

      Eliminar
  6. cc rider en primer lugar decirte que te estoy agradecida al defenderme ante bunquer con modelo de jabier lo hicimos con ilusion y por tener un desafio mas,decirte que tu tambien tienes un blog y una nueva seguidora y gracias por ojear mi blog.Un saludo y nuevamente gracias, Julia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No era necesario que me lo agradecieras, a veces me siento un poco tonto cuando integro a un nivel de satisfacción racional mi opinión dentro de, después de observar el poco juicio de alguna gente. No concibo la ligereza y el atropello del que hacen gala algunas personas por el mero hecho de tener la oportunidad de hacer un comentario. Para mí es un placer tener la oportunidad de seguir blogs como el tuyo o el de Decay. Puedes observar en mis últimas entradas un peculiar gusto por la nostalgia, es mutuo. En el abandono de la arquitectura, entre su pátina y su realidad ruinosa veo la poesía de los hombres. Me asomo a vuestros espacios sin el miedo de observar un lenguaje estereotipado y superficial. Te devuelvo el saludo.

      Eliminar
  7. Querido amigo, hacía bastante que no venía, veo que esta es la 5ta entrega de un relato más extenso, voy a tener que ponerme al día.
    Lo de la ley no lo había escuchad, pero ¿sabes?, creo que perdí la capacidad de sorpresa.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Humberto, supongo que tu capacidad de sorpresa es proporcional a tu inmunidad a esa banal y continua, saturación de información que desprestigia el acontecimiento, el sentimiento, la pasión o fragmento que nos forma. Pero es un poco inhumano dejarse llevar por las circunstancias, el relato no debe perder un ápice de la pasión de la diferencia, esa intensidad creadora que nos aísla de lo negativo favoreciendo los grados que hacen de la vida algo difícil de asimilar, pero no algo fácil de especular ni generalizar. Hay por tanto un interés en lo humano, no en su constatación sino en su apreciación, en su expresión. Tal vez guardar la sorpresa para un bello atardecer sea una buena opción, pero también sorprenderse ante el discurso de un lenguaje que sacude una logosfera en busca de lo impensable, no lo imposible que es aquello que nos tratan de inculcar con cuentos de hadas apresuradamente para entrar en un conformismo de masas, sería un buen modo de sentirse vivo.

      Abrazos Dib.

      Eliminar
  8. Es inevitable pensar en un pasado "maravilloso", una bucólica, cuando nos azotan de esta manera. Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Pensar en ese pasado entrecomillado, y cómo nace en nosotros el recuerdo. Supongo que hemos de armarnos de una paciencia violenta que se separe de las palabras sin dejar de ser por ello escritura. No creo que se trate de desvelar interpretaciones sino de sentir las concomitancias de lo desconocido. Ahí, tal vez.

    Saludos Carol.

    ResponderEliminar

o tu no-comentario

on the road