8 de enero de 2017

contra hilo









El lenguaje espera el milagro de una tercera persona


(que no sea el ausente de las gramáticas árabes)


ni un personaje ni una cosa ni un muerto


Un verdadero sujeto que hable de por sí, en una voz inhumana


De lo que ni yo ni tú podemos decir


Bloqueados por nuestros pronombres personales.
-Diario de muerte / Enrique Lihn



…e a mentira como unha estrela totalmente núa permanece,


Pero a verdade ainda oculta o seu rostro na capucha e o véu.


¿Non hai un navio ou costa que as miñas mâos estendidas


possa alcançar, para salvarme deste mar maldito?
-Abul 'Ala Al-Ma ' arri
(Maʿarra, 973 - Maʿarra, 1058)





[La cultura y el Estado -no hay que engañarse al respecto- son antagónicos: Estado cultural es sólo una idea moderna. Lo uno vive de lo otro, lo uno prospera a costa de lo otro. Todas las grandes épocas de la cultura son tiempos de decadencia política: lo que es grande en el sentido de la cultura, es apolítico, incluso antipolítico.]
-Nietzsche (El ocaso…)


*


Una puerta jamás se cierra sin haberla traspasado. Siempre permanece abierta ante aquel que la cierra sin más, igual que para aquel que habita en algún momento ambos lados, abierta, ya sea para ver un pasado o un presente, o abierta para protegerse de lo desconocido. Este año poco escribí pero publiqué un libro, aquel día conocí a la persona /Jaro/ que me tradujo una de las poesías.



*


Tosse em espiral o seu séquito de pétalas e acordes com o dedo caracol diante dos lábios ressequidos / fingidos / a gula repousa atrás / Espera nos mercados da fome / O direito à inércia ganha peso / Vai / De contentor em contentor / As lâmpadas recostam-se sobre a cidade pintada de vermelho e preto / Saem das barrancas miúdos de caras manchadas de terra e grisu / Bebem os nutrientes de um céu in-


concluso / Manso / Pareço-me a eles no sorriso / Pareço-me a eles pelo fingimento de poeta / Para apagar a cara / choro os fragmentos de um espelho / percorre o olhar vago de fragmento em fragmento / Delineia uma continuidade / Murmúrio espectral / ruína apanhada entre dois horizontes / a ponto / de reclamar o sinal da revolta / ou a vida / a ponto de começar.



*





Tose en espiral su séquito de pétalos y acordes con el dedo caracol delante de los labios resecos / fingidos / la gula detrás descansa / Espera en los mercados del hambre / El derecho a la inercia toma peso / Rueda / De contenedor a contenedor / Las lámparas se recuestan sobre la ciudad pintada de rojo y negro / Salen de los cuchitriles niños de caras manchadas de tierra y grisú / Beben los nutrientes de un cielo in-
concluso / Manso / Me parezco a ellos por la sonrisa / Me parezco a ellos por un fingimiento de poeta / Para borrarme la cara / lloro los fragmentos de un espejo / vaga la mirada vaga de fragmento en fragmento / Hilvana una continuidad / Murmullo espectral / resquicio atrapado entre dos horizontes / a punto / de reclamar el signo de la revuelta / o la vida / a punto de empezar.











*








       ¿Alguien dijo alguna vez que


       la mirada envejece?


       el caballo azul


des


      hila


             en un cuarto casi oscuro


El relevo


  en


      cuadra


        La fluidez del mecanicismo


Des                                                       miente


          monta


        esta sutura


        abierta       




  •               *                      *          




  •                                                        *
    Ahora bien; para llegar a la llaga del asunto debo hablar del concepto de –tactualidad-.
    Vivimos un estado de excepción y sin conciencia. Un modo no instrumentalista que lo nombre es la indignación de las gentes. Pues un estado sin egos –inconformista- jamás sería este agónico desconocerse en la ‘era’ de la sobrecomunicación. Aunque realmente sea esta la- era de la contención
    Las interioridades, vacías, desbordan. Ayer una persona cayó al río por culpa de atender al móvil. Había algo de agua. Vinieron operativos. La local la acompañó. Me pregunto si lo hacían para cazar al pokemon.
    Me temo que a pesar de todo este año no va a ser contrario a mi suerte, pues estoy tan abajo que con solo alzar la vista un infinito se lanza a mis ojos. Ese infinito es un rasguño de la totalidad. Sin embargo no alzo la vista sino es para saciar la sed. ¿Es mi sed una excepción o una conciencia? Ultimamente a nadie le gusta mi actitud ¿cómo decir? ¿gesto?¿es necesario en algún modo el gesto? Simplemente pongo alma en mi rostro. No lo llamo máscara pues no lo considero un espejismo. Pues soy bien finito. Mi rostro es mi último recodo de voluntad alejado obviamente de la civilización que siempre ha equiparado la voluntad con la dominación, sumisión y esas cosas de sentirse el pueblo ungido, de ahí, tal vez, las enfermedades psíquicas represivas. Un dígito. Eso somos. Hemos pasado de descubrir que la tierra no es plana a descubrir que se agota. Su periferia es resultado de coordenadas bien simples, un paso, el campaneo de un teléfono enredado. Yo he decidido volver al viejo nokia, espero disfrutarlo. El siguiente paso ha sido no permitir la intromisión de ninguna persona en mi forma de sentir y pensar. Pues inmersos en este ‘inconsciente colectivo’, disfuncional, distópico canalizado por los medios de masas etc, es más que evidente el estado tóxico de las personas, y su obcecamiento por contaminar al resto, para su libre satisfacción. Gozo de autómata infecto. Tal vez estaría bien poner en marcha una emancipación de las responsabilidades diametralmente opuesta a las normas vigentes.                                                                                  
    Eso.
    Tal vez,
    en cotidianeidad.





6 comentarios:

  1. Para mi suerte, nunca he abandonado mi robusto nokia monocolor que a día de hoy parece pertenecer a otras generaciones, cuando apenas cumple diez años. La tecnología y el consumismo construido a su alrededor se acelera cada vez más, en una carrera por ver quien consigue acumular más antes de que todo se acabe... como ardillas llenando la despensa ante el invierno, sólo que nosotros ayudamos a llenar la despensa pero no tenemos acceso a ella. Ojalá el texto que traes de Nietzsche se cumpliese siempre, y en tiempos de decadencia política floreciese un mundo cultural, viendo la degradación política y social que se extiende por el continente y el mundo en general, al menos, a uno le quedaría la esperanza de disfrutar o vivir unos tiempos culturalmente excitantes que sacasen a la luz la degradación, pero temo que hasta la cultura ha caído en un estado de degradación arrastrado por el mundo hiperconectado e uniformizador en la que los individuos se aíslan pero no se individualizan, todos aspiran a lo mismo... con cierto pánico he captado esto en Suecia y otros países nórdicos, donde han conseguido generar una sociedad modélica en aspectos sociales, económicos y derechos humanos, pero de alguna manera han sacrificado sus individualidades... una especie de comunismo-socialismo individualista, pero uniforme, donde nadie desea destacar, nadie quiere ser diferente, señalado, a no ser que sea para "triunfar" laboralmente o económicamente, para lo cual hay que vestir, peinarse, actuar, comportarse, como se espera dentro de la sociedad. En fin, Daniel, que ya no sé ni lo que he escrito, pero me alegra leer tus textos y extractos. Ah, y enhorabuena por el libro publicado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá se cumpliese… ya solo que destacase, un poquito, esa cultura o, en una frase de Reclus, ápice de… “La humanidad es la naturaleza volviéndose consciente de sí misma”. Sería motivo por el que no tirar la toalla. Pero bueno, esa “fórmula” extracto aquí de Nietzsche me temo implica no olvidar el mar de culturas que nos han bañado a lo largo de la historia. Sin extenderme, siendo bastante simple, podría decir que la política ha mitificado la universalidad, los mitos, los tópicos del progreso. Las ideologías son funestas amigo, duele mirar el siglo pasado… Y ahora. Tal vez, empezar de nuevo. Claro está, con la casa vacía. Contra todo poder, contra todo tener. Sin ninguna institución. Y luego, convertir en legítima, toda piel.
      El libro, me gustaría dártelo.
      Abrazo.

      Eliminar
    2. El siglo pasado es tierra quemada, las ideologías que florecieron entonces han sido un calvario y siguen siendo un lastre, ojalá llegase el día que dices en la que los hombres fuesen capaces de convivir sin institución alguna, pero el poder es terco y la democracia, pese a sus bondades, un arma de doble filo que otorga al pueblo la sensación de tener poder, volviéndolo así conservador. El miedo, me temo, consiste siempre en perder algo, mientras nos quede algo por perder, su temor nos paraliza...
      El libro, me encantaría recibirlo.
      Abrazo.

      Eliminar
    3. envíame mail a dani76conde@gmail.com y miramos modo

      Eliminar
  2. Ahora sólo nos falta descubrir

    (tal vez mediante esa "emancipación de las responsabilidades diametralmente opuesta a las normas vigentes")

    que, al igual que la tierra, nuestros cuerpos tampoco son planos ni inagotables
    y que, sabido lo cual, vuelvan a ellos nuestras vidas vivas con todas las incógnitas que las cifras nunca pudieron responder.

    Y dejarse atrapar por la respuesta que la involuntaria mirada
    brinda a este breve palpitar...

    Un placer leerte y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 13
      Tarde o temprano, el orden habrá de restituirse.
      La cuantía valorada al orden del derrumbe
      demorada suma de sus ruinas, emanación preverbal
      ya contaminada, ya escombrada en este estado de conciencia
      analizado, ataviado con plumajes impunes
      ejecutados todos los placeres del exterminio
      dominio y poder

      ________¿en qué extremo encaramarse?

      El rostro de la tierra se cuartea.

      La línea del horizonte por esa desfragmentación alcanza el enigma
      creado por aquellos antepasados que quisieron poner a dios
      de nuestro lado
      mientras
      se acariciaban febriles delante de su reflejo.
      Conveniencia
      a la hora de controlar nuestras mentes.
      ________________________________________________33

      El ojo del culo del mandril enjaulado nos vigila.
      De ahí venimos. Convenimos.

      Concepto de múltiples planos y el libre respeto a las patentes.
      Invierte. Consume. Gana. Baby-lone. Desconoce el dolor, desconoce
      la vida, desconoce la superficie del espejo,
      herrumbre del desamor organizado.

      Baza
      que no impide ver el infinito con lentes recubiertas de lentitud,
      desiertos, confidencias consentidas al abismo,
      consensuadas en la ilusión de las sustancias
      tarde o temprano
      por todas partes

      Perpetuo convertido en vitalicio
      rastro
      documento de pobreza.
      _________________________________________
      14

      El deshielo

      me sitúo en este segundo
      que vivimos
      –un espacio en blanco–
      mi boca mendiga.

      Somos muñecas rusas.
      _________________________________________35



      Un fuerte abrazo Loam.

      Eliminar

o tu no-comentario

on the road