22 de julio de 2015

llegar a





Llegar a.
Desprenderse de la sutileza para descubrir la máscara, no el rostro.
La frontera es el breviario, cualquier comparecencia nace ahí, suma.
¿Qué puedo hacer sino rastrear todos los documentos?
Excrementos escenificados por las patitas de la cucaracha.
Qué revoloteo frente al espejo, ahí cuando digo tú.
Inscribiendo en mi piel los signos de una revuelta,

                                                                       de nuestra confluencia 
                                                                       ver en otros ojos.

La dominación de los sentados es la trasplantación
por no saber hablar desde la propia tierra
por no plantar ni al animal.

Crece en este jardín una rosa rodeada de jazmín.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

o tu no-comentario

on the road