3 de marzo de 2015

Contra [ X ] tiempo


Contra

-tiempo


Podría titular en cambio “non ego sum pater vester” o “Levantamiento de algo que cubre mi piel y sin embargo algo percute en la piel, en la gestación. No en el gesto dado. Estar/ser-en-el-mundo (y ahora el antónimo que finalice el título) NO espectáculo”.


Podría buscar otro título en el que apoyarme. “Contra la democracia”. Sin embargo aún hace no muchos días algunxs presxs han salido de la reclusión por haber escrito un libro con dicho título.

*


Séptimo día desde que mi espalda tomó la caprichosa costumbre de no querer reclinarse en posición alguna. A la noche, cruzar las piernas colgar el tórax sobre ellas… dejar hacer efecto todas aquellas drogas (legales, farm) suministradas a lo largo del día. Tal vez si abriera un FB podría recibir dosis de apoyo pero me temo que no surtiría efecto. Además tendría que ocuparme de buscar bonitas frases de Pablo Coelho para dedicar a la pareja vigente etc, etc, etc, etc. Pero como soy contrario a tal alienación no cederé. No necesito de pseudorománticos espejos para sentirme algo que no soy. Cierto es que casi la totalidad de nuestras acciones, sobretodo en relación con los demás se lo debemos al hábito, a lo inconsciente, sin reflexión de ningún tipo, sin reflexión ni interiorización. Así lo natural concurre en un complejo en y por la servidumbre. Es decir, el hombre es el único ser biológico contra-natura. Manufactura de un imitatio mundi. La verdad es que estoy muy cansado de aquellos que se dedican a hablar del sexo de los ángeles cuando les preguntan por totalitarismos democráticos u ocupaciones económicas. Véase Slavoj Ziz…etc. Ecos de trilero.

Nos rendimos a la subordinación con el fin de conservar algún sentido de ser social. Aunque el afán para las disimuladas leyes que explotan nuestra potenciabilidad, no nuestra potencia; es requerir una falsa carga de significación. Es decir, convertir nuestra conciencia en una ficción. Un espacio involucrado en su misma de-formación. Un laberinto de identificaciones que no son otra cosa que lo residual del deseo, figuración de una supuesta práctica cultural que no es otra cosa que la invisibilidad del Otro dentro del etnocentrismo patriarcal consumista. Infundir en el propio cuerpo la ficción de una compleja inferiorización objetiva. Y para hacerse una idea aproximada es suficiente con observar la TV o cualquier producto de los mass-media. No sé hasta cuándo durará esta ilusión de ver, esta inmensa domesticación secular de la ceguera.

Pero las personas pueden cambiar, pueden ser transformadas, pueden ser hasta metamorfoseadas. Pueden hacer de la pluralidad una coherencia, un tejido, una anticipación a la existencia. Pero es ineludible traspasar la inercia. Traspasar ese centro fantasmagórico cuyas aspas son movidas por la inercia del fascismo con un mínimo de coherencia. Para ello las personas han de tomar la subversión precisa anterior a cualquier cambio, a cualquier revolución. Tan dados somos a creernos genios, artistas, rebeldes, sin saber emancipar siquiera la propia mente del fango moral. Antes del Quijote ya en La divina comedia, (1321), se comparan esas aspas con las armas del diablo «molin che il vento gira». No es poca la gente que se queda prendida de su propio reflejo, su propia pose, digamos que mantiene domado el fascismo interior para “combatir” al exterior. Cuando es así podemos decir que la especie está en edad adulta. ¿Cuál?.

Si algo caracteriza nuestra sociedad es sin duda el infantilismo. Necedad; necesidad de ser propiedad, cuyo retrato es confundir esa marca con algún tipo de afecto. Una foto de perfil que exponga el residuo en una cuadrícula. Esta disminución intelectual y emocional  no me parece arbitraria ni tampoco fruto de dos días, aunque así lo parezca. Es como si la sociedad necesitara de una única fluida sustancia que concibiera una im-posibilidad subjetiva, o una dependencia del espectáculo. Es decir; la imposibilidad de disponer un futuro propio. Desde niños se nos restringe la imaginación, se nos estimula a embrutecer la imaginación a semejanza del tedioso y respetable mundo moderno y cebar la libido dominante.

Es triste ver como se suceden grupos, asociaciones, movimientos, mareas, círculos, que necesitan deletrear en mayúsculas la palabra democracia para re-presentar, preconizar su manifiesto previsible tras haber abandonado su refugio legalizado de amplios armarios con ropas fabricadas a miles de quilómetros sobre ríos y bosques arrasados y contaminados, de cosméticos anti envejecimiento, de hipocresías autoimpuestas o impuestas a los seres más cercanos. Es muy triste ver como en ese “todo, que sucede más bien involuntariamente” la Razón es impuesta y nos repliega o relega en meros instrumentos parlantes.

La herida no quiere un cuerpo, no quiere un hogar. Se basta a sí misma. Se basta como cuerpo sin órganos. Es la reconocida práctica del poder objetivo como imagen social. La herida es un cuerpo extraño, negado y acallado por la ética de lo superfluo. Decimos aquello es bello, y nos duele si no lo poseemos.


(2008)
 Esclavos insurrectos firman un pacto anónimo con su opresor. Los capitales que ocho años antes quebraron los países latinoamericanos BBVA, Telefónica, Santander, Bankia etc… hicieron, impulsaron, compusieron y descompusieron aquí la llamada burbuja económica sostenido en el crédito de la hambruna y la consiguiente ebriedad del llamado 15-m hasta nuestros espasmódicos días, donde parece ser obligación manifestar los tatuajes de dicha revuelta.



LA LEY Y LA AUTORIDAD* Piotr Kropotkin______ CAPÍTULO I «Cuando la ignorancia está en el seno de las sociedades y el desorden en los espíritus, las leyes llegan a ser numerosas. Los hombres lo esperan todo de la legislación y cada ley nueva ha sido un nuevo engaño; piden sin cesar a la ley lo que sólo puede venir de ellos mismos, de su educación, del estado de sus costumbres» No creáis que es un revolucionario el que dice esto, ni siquiera un reformador; es un jurisconsulto, Dalloz el autor de la colección de las leyes francesas, conocida con el nombre de Repertorio de la legislación. Y, sin embargo esas líneas, escritas por un confeccionador y admirador de reyes, representan perfectamente el estado anormal de nuestras sociedades.


UN ESTADO no está en construcción.

Primero la “Guerra del Gollfo”(1990/1991) y luego (2003/2010) son la perpetuación del organismo del capitalismo. Los ataques yihad son armados desde Washington. Cada invasión, cada perpetración de ejércitos, cada inversión. La superficialidad de los medios de distracción masiva con Charlie Hebdo obedece a la misma instancia de territorializar desde los capitales occidentales. Países enriquecidos por capital de estados mercenarios, estados islamistas(véase la relación de la familia Bush-Laden, Monsanto, o cualquier empresa armamentística con esos malvados adalides del terror), con países como el nuestro, donde el macroexterminio es televisado en prime time

La ley de Estado no es democracia o contra-democracia, sino o interior o exterior. La rápida circulación del intercambio es su esencia pero también así su desgaste son el ciclo de las grandes compañías, que estructuran su flujo. Desde gobernantes a gobernados. Políticas liberales, liberticidas mejor dicho, se encargan de proteger bajo la abstracción/construcción los conductos/conductas y efectuar acciones como encarcelamientos preventivos. Y la caricatura, el show de lo trivial, es incorporada al sistema. Un disvalor. Aunque no un valor con el sentido del rizoma, aborto, eutanasia, asesinato, sino como un disvalor, un nihilismo. El activista anarquista es el contra-nihilista. El representante de un partido solamente habla de valores, de nada, de repetir la nada.

El que todo-siga-igual y el que seamos “bacilos planetarios” según aquella fórmula de Hitler se debe a la irreductibilidad de los espacios significantes. La toma desde “talentosos” candidatos (sea el término talentoso en cuanto a pecunia si se quiere) de la administración de una democracia, pasa ahora por la socialización de las emociones. En todo el mundo se han creado fascismos simbólicos para acabar siendo con-vocación.


La con-fusión. Esto es blanco. Esto es negro. Determinismo darwiniano. Herencia del credo a lo sobrenatural…

…sociodicéa.


Sin embargo un espacio social libre, talleres cooperativos. Crear la enseñanza de manera colectiva… no desde la providencia natural, no, no es posible. No somos naturales. Convivimos con la naturaleza, a veces, tomamos de ella recursos para destruir, otras, para construir.

Jacques Ranciere “el maestro ignorante”…

El secreto del maestro es saber reconocer la distancia entre el material enseñado y el sujeto a instruir, la distancia también entre aprender y comprender. El explicador es quien pone y suprime la distancia, despliega y la reabsorbe en el seno de su palabra.”  “La conciencia de la emancipación es, en primer lugar, el inventario de las competencias intelectuales del ignorante. Sabe su lengua. Sabe también utilizarla para protestar contra su estado o para preguntar a los que saben o creen saber más que el. Conoce su oficio, sus herramientas y su uso; sería capaz, si es preciso, de mejorarlo. Debe comenzar por reflexionar sobre esas capacidades y sobre el modo como las ha adquirido.”

El obrero debería ser quién de dirigirlo. No institucionalizaría el error, la quiebra. No perdería el tiempo. Y si lo hiciera lo dispensaría en mejorar su técnica pues la aritmética es un valor adquirido de la razón natural. Si fuera él mismo quien lo dirigiera no buscaría una superproducción. No quiere vivir como un esclavo. La mirada concibe de lo manifiesto su lugar de signos. Pasillos largos, coliseos, acumulación de atribuciones, élite hiperatrofiada desde el subsuelo.

La razón definida. A base de todo ello podemos definir (es decir, determinar) lo que es y lo que significa la palabra razón, cuando la incluimos entre las facultades mentales. Porque RAZÓN. en este sentido, no es sino cómputo (es decir, suma y sustracción) de las consecuencias de los nombres generales convenidos para la caracterización y significación de nuestros pensamientos; empleo el término caracterización cuando el cómputo se refiere a nosotros mismos, y significación cuando demostramos o aprobamos nuestros cómputos con respecto a otros hombres. [Thomas Hobbes, Leviatán]

El estado se alimenta de su propio desgaste. La estructura parasitaria alienta la perpetuación y la asienta en el mapa, cárceles/tortura, instituciones totémicas. La misma premisa, destruir las razones para vivir. La representación de lo político. Aduana. Arancel-de-re-presión. Urna podrida y humeante. Posee sin embargo esta urna un atrayente desbordamiento. Así a todo dícese que la urna es la representividad de los pueblos. Por tanto es el propio desgaste humano el que alimenta a todos los estados sobre la tierra. La tortura es la absorción de la absolución. El restringimiento de una vida digna. La implementación de la ignorancia. Autoridades ciudadanas lucrándose al mismo tiempo que pisando la podredumbre de la corrupción. La suma es el total. Lo nombrable, (lo) irreversible. Acumulación precaria y exigencia opresiva. Sindicalismos adoctrinantes que muestran la proyección y simulan la acción. Acumulación de odio al extranjero, al marginal. La cita, el denso control judicial que propaga su propia porosidad, la por siempre ciega justicia de estas nuestras crionizadas democracias. Cuerpos de eugenesia y arquetipos de control social.
Por tanto sería un error suponer que existe una razón definida como decía Hobbes), y que todo intento por clasificar nuestros pensamientos sirve para llevarlos a cabo.


-cuando dijeron la crisis de la familia…. sin embargo desde los 80 gana poder mediático…

-cuando dijeron la crisis del miedo… sin embargo se forja la barbarie…

-cuando dijeron la crisis económica… sin embargo más se roba…


-cuando dijeron la crisis de la democracia….





Aquí. Construir un mundo sin mundo. Transbordar en un asiento de la nave espacial SpaceX Dragon, o en la cápsula Boeing CST-100 la ausencia de fin, la era de la planificación, de la representación aberrante, errante en virtual cacareo. El coste será de 58 millones de dólares, en comparación con los 71 millones de dólares que cobra Rusia por asiento bajo el último contrato con la NASA. El magnate y tecnólogo Elon Musk, silicon valley, google […]construirán la nave Falcon Heavy que recuperará el artefacto tal como sea lanzado. Estas empresas lideradas por transhumanistas “revolucionarios tecnológicos, siempre genios altruistas* que creen que las “tecnologías revolucionarias” deben ser utilizados para el bien de la humanidad, y que las inteligencias artificiales serán un peligro para la población. Sin embargo obligar a una religión, o reducir a una población bajo las armas y tortura, no llega a ser, digamos, un riesgo. Pues la sociedad hace mucho tiempo es tecnologizada. Previsible y visible; volátil. Presencias adictas al estado. Un estado, que acumula ceros, deuda.

*Elon Musk necesita 10.000 mill de dólares de google para el proyecto Marte. Sin duda, el capitalismo y el consumo, son la presencia de una destrucción proyectada.  

La totatilidad de la economía se centra en manipular nuestras vidas, en querer amputar nuestras caras con mensajes publicitarios, al centrarse así, la creación de un partido se convierte en subordinación de ese querer manipular nuestros gestos, ser así fans de “nuestra” vida. Disipar la duda con la deuda.

Cuando hay partidos en un país, más tarde o más temprano el resultado es un estado hecho tal que es imposible intervenir eficazmente en los asuntos públicos sin entrar en un partido y jugar el juego. (…)Los partidos son un maravilloso mecanismo en virtud del cual, a lo largo de todo un país, ni un solo espíritu presta su atención al esfuerzo de discernir, en los asuntos públicos, el bien, la justicia, la verdad. (…) Si se le confiara al diablo la organización de la vida pública, no podría imaginar nada más ingenioso. [Simone Weil]

Que se demarque una evidencia es imperativo sobre lo inasignable, a favor de su anonimato pero parcelado mediante la representatividad. Cada acción tiene su dedicatoria, tiene su destino. La escucha. El lenguaje es apreciación, no constata. Ni por la mujer ni por el hombre, si nos guiamos por la psicología bla, bla, bla.


Tal vez sea un dramático. Y opine que las cosas deben expresarse y no explicarse al creer que la vida es ingenua, incapaz de habitar el instante. Pero ahora, mi espalda se relaja y en este séptimo día de desgarro noto algo de luz que entra en mi corazón, lanza y coraza. Existe cierta estética en las fotografías/encuentros que hurto a veces que no remite a la sensibilidad, no es un sentido, es la clausura de un ser específico del objeto. 
Intentaré antes de que acabe el invierno traeros además de estos ejercicios de libertad, esa distancia que simplemente abarca desde un punto hasta otro punto, nuevos encuentros fotográficos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

o tu no-comentario

on the road