4 de mayo de 2015

encuentros

*

…parece que todavía existe en lo observado cierta indulgencia para y con la mirada, parece temblar desde la culpabilidad de la mirada el resquicio de presencia naciente en lo observado, parece, pues es más cuestión de consecuencia que de verdad, que deambular en estos bosques inmuniza lo inmundo…

*








































*











4 comentarios:

  1. decía pizarnik algo así de "mirar la rosa hasta pulverizarse los ojos" y cada una de tus fotografía sagrede algún enunciado en mi idea del silencio y del flujo....

    tal vez preguntar a la causa, y vuelve a surgir un diu también en la consecuencia y un cubismo, en el perdón y en el cuchillo, ojalá nada se pare....tal vez no lo soportaría la inmunidad bajo el devenir y la deriva...

    alegría oirte otra vez..y que nos dejes, pupila-viento-escalofrio

    salud y abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ... hay un tallo invisible que trasvasa toda flor así como toda raíz dentro, es decir; afuera de lo que creemos habitar, ya sean ciudades definidas o villas todavía más definidas, ambos lugares obviamente alejándose del horizonte y a su vez proyectándose hacia él, o ellos, dependiendo quizás de si es el centro el que ampara, crece, o es la circunvalación la que desaparece. Gracias por escuchar mis fotografías Mareva. Un gran abrazo, no, uno pequeño, pero de apoyo. Salud!

      Eliminar
  2. Qué bueno que vuelvas, Daniel, con tu mirada tan minuciosa, con tu palabra tan punzante y tierna a la vez, con tu delicadeza intransigente... Un abrazo (Gracias por saludarme por allá, te saludo acá...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno que se diga “volver”, quizás siempre estoy/estamos volviendo mientras que pensamos que nunca nos movemos y estamos enclavados en una sucesión de trueques.

      Eliminar

o tu no-comentario

on the road