25 de septiembre de 2014

contra [IX] el sonido del bambú



            CONTRA
            EL SONIDO DEL BAMBÚ
/
El sonido del bambú
lame
asciende el agua y se adhiere en el cuarto
de estar escuchando el sonido del bambú.

La puerta se abre como una hoja.
La ventana da cuenta como una piña.

El sonido del bambú es el viento. Vaga luz.
El agazapamiento de lo extraño. El crujido de la sombra.

Y ahora para distinguir             [ Texto borrado ]
se destecha el aleteo del asfalto. Aleteo oloroso
de lo pútrido y lo vivo.

Entrenramar el delirio de cada alba
como quien acuna un no-delito.


*                   *                 *

4 comentarios:

  1. el primer haiku que leí fue este de Santoka que aquí traigo. cada vez que lo leo, tengo la sensación de asistir al lento alumbramiento de la armonía. ese silencio... es el sonido:

    "El brote de bambú,
    a solas, en silencio,
    se hace bambú"

    abrazos, amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. el haiku contiene una transitivación de un lenguaje comestible como sacrificio, el haiku fuera del haiku, alumbramiento sonoro, la economía de la palabra o la experiencia de la poesía.
      hace poco tuve un encuentro con alguien que conoces y estuviste con nosotros también, aunque luego hablamos de delirios y no-delitos, pudimos hablar mucho de poesía sí. y fue fabuloso escuchar el recital de Vero.

      abrazos alba

      Eliminar
  2. Mecerse al son del silencio...

    Un beso.

    ResponderEliminar

o tu no-comentario

on the road